Jueves, 19.09.2019 - 11:13 h
Tras un cambio de nombre

Los fundadores de Ticketbis lanzan una socimi familiar y le inyectan 38 millones

All iron RE I Socimi, nombre que recibe la sociedad, cuenta con Jon Uriarte y Ander Michelena y sus parientes como consejeros. 

Jon Uriarte y Ander Michelena, cofundadores de Ticketbis.
Jon Uriarte y Ander Michelena, cofundadores de Ticketbis. / Ticketbis

Las socimis siguen en auge. Los fundadores de Ticketbis, Ander Michelena y Jon Uriarte, se han embarcado en un nuevo proyecto empresarial, la creación de una socimi que les permite su llegada al mundo inmobiliario. La recién rebautizada sociedad, denominada All Iron RE I Socimi tras su modificación desde Landailde SA, cuenta con un importante colchón para comenzar a operar: 38,3 millones de euros de capital que darán un empujón a la firma. 

El último movimiento de los creadores de esta plataforma, vendida en 2016 por más de 165 millones, ha sido, además del cambio de nombre, la inyección de 26,9 millones de euros a través de una ampliación de capital, tal y como han comunicado al Registro Mercantil. Al unirlos a los más de once millones con los que ya contaba la antigua Landailde, da como resultado la cifra de la que disponen ahora para comenzar a operar y hacerse con posiciones dentro del mercado inmobiliario.

No estarán solos en este proyecto. Como consejeros de la sociedad que acaban de armar también se encuentran varios de sus familiares. Entre ellos destaca Pedro Luis Uriarte, padre de uno de los fundadores y exCEO y Vicepresidente del Consejo de Administración del BBV; y Pedro Luis Michelena, familiar del otro de los creadores de la startup. En total, un consejo con cinco sillas de lo más conocidas para ellos. 

¿Por qué una socimi?

Las socimis han aumentado su número de forma exponencial en los últimos años gracias a los importantes beneficios fiscales con los que cuentan para la inversión en el mercado inmobiliario. Este tipo de firmas están exentas del pago de Impuesto de Sociedades, tienen bonificados hasta el 95% otros tributos como el de Actos Jurídicos Documentados o el de Trasmisiones Patrimoniales y también se ahorran otros de naturaleza municipal. 

Por el contrario, están obligadas a repartir, al menos, el 80% de sus beneficios en dividendos, y son los accionistas los que tributan por este hecho. Por ello, pagan hasta un 25%. Este sistema es muy parecido al de los REIT americanos, una fórmula que desde los años 60 cosechó grandes éxitos en Estados Unidos. Posteriormente, este modelo se exportó a diferentes países de Europa, como Alemania, donde hoy es un modelo a seguir. Por el contrario, las socimis están obligadas a dedicar el 80% de sus activos a inmuebles urbanos con el fin de arrendarlos y mantenerlos durante un periodo mínimo de explotación de tres años por parte de la firma -tiempo que sube a siete en el caso de desarrollos propios- con el fin de evitar la especulación en el mercado.

Otro fondo tras la venta

Esta socimi es el siguiente paso que han dado los cofundadores de Ticketbis después de que Ebay sacara la chequera en 2016 y pagara 165 millones de euros para hacerse con su plataforma de reventa de entradas por internet en una de las ventas más destacadas de este sector en la última década. En el accionariado de la startup estaba poblado por más de medio centenar de inversores, entre los que se encontraban no sólo el fondo de capital riesgo Active Ventures, sino también familiares y personas cercanas a ambos emprendedores. Algunos de ellos se han sumado a su aventura inmobiliaria.

Al margen de esta nueva sociedad para invertir en el ladrillo, Michelena y Uriarte crearon su propio fondo para apoyar a startups: All Iron Ventures. En una primera fase invirtieron 40 millones de euros en compañías que tiene su sede, principalmente, en España. En el arranque de este año trataron de darle una nueva dimensión y levantaron otros 80 millones de euros, entre inversores particulares, 'family offices' españoles o el Fondo Europeo de Inversiones (FEI). Su modelo se basa en una flexibilización de la gestión, eliminando los límites de edades para entrar en las compañías y los periodos de inversión y desinversión clásicos del sector.

Entre las compañías invertidas por All Iron Ventures se encuentran la ETT digital Jobandtalent; la compañía de alquileres de media y larga distancia Spotahome, o Paack, el proveedor de envíos rápidos de compañías como El Corte Inglés o el propio Amazon o la 'app' de finanzas personales Fintonic.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios