Lunes, 15.10.2018 - 21:59 h
En el proyecto de PGE

Sánchez cede y grava a las socimis con un 15% en los beneficios no distribuidos

Podemos ha conseguido así su objetivo de evitar el fortalecimiento de este tipo de sociedades que según los expertos reducirá su auge.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, firma con el secretario general de Po
Pedro Sánchez firma con Pablo Iglesias el acuerdo de presu`puestos. / EP

El PSOE ha cedido una vez más ante Podemos con el fin de aprobar los Presupuestos Generales del Estado. Y en esta ocasión les ha tocado a las socimis: el Ejecutivo de Sánchez ha optado por gravar este tipo de empresas con un 15% en la partida de beneficios no distribuidos, es decir, aquella que sirve para capitalizar las compañías más allá del reparto de dividendos por el que ya tributan al 25%. De esta forma, rebate al propio ministerio de Hacienda que hace unas semanas afirmaba no estar trabajando en ninguna medida contra las socimis ante las quejas de los grandes del sector. 

"Esta modificación supondrá un frenazo de la inversión extranjera en España", señalan desde el Registro de Economistas y Asesores Fiscales. De este modo, los grandes fondos, inversores en muchas de las empresas bajo este régimen, mirarán con recelo a nuestro país a la hora de invertir. Además, "otros países llevan a España una ventaja de muchos años y tienen regímenes fiscales más beneficiosos", algo que sumado al nuevo impuesto hará mella en el sistema español.

"Además de ser gran un golpe puede provocar que la mayoría de las socimis repartan todos sus beneficios como dividendo para evitar una doble imposición sobre el mismo dinero", señala un importante asesor  fiscal consultado por La Información. 

Hace solo unas semanas, el CEO de la mayor de estas empresas en nuestro país, Ismael Clemente de Merlin Properties, señalaba en el Foro Inmobilario de Europa Press que la puesta en marcha de un impuesto que afectase a este tipo de empresas supondría una vuelta al pasado. Este tipo de régimen se lanzó en España en 2009 pero no fue hasta 2012, con la modificación de los gravámenes y la aproximación de este tipo de sociedades a las legislaciones de otros países, cuando la creación de empresas empezó a fluir y llegó a convertirse en lo que es hoy, un sector en auge.

Especialistas en este tipo de sociedades señalan que "se está actuando sobre un régimen fiscal pensando solo en vivienda" cuando en realidad la mayoría de las socimis cuentan con otro tipo de activos. Entre ellos destacan las oficinas, los centros comerciales y los inmuebles industriales. 

Pero para la vivienda también ha habido modificaciones en este pacto para conseguir los Presupuestos Generales del Estado. Más allá de las ya anunciadas 20.000 viviendas de José Luis Ábalos, el acuerdo también señala una ampliación del "plazo de prórroga obligatoria de los contratos de alquiler de tres a cinco años" y hasta "7 años de prórroga obligatoria y tres de tácita" en el caso de que el arrendador sea una persona jurídica. 

Además, "no se podrán pactar garantías adicionales a la fianza en metálico hasta un máximo de dos mensualidades de la renta", lo que hasta ahora suponía una gran traba para muchas familias a la hora de acceder a un alquiler. Del mismo modo, dejará en manos de los ayuntamientos la posibilidad de "poner techo" a las subidas "abusivas" de precios del alquiler en determinadas zonas. 

Todas estas medidas forman parte del proyecto de Presupuestos Generales del Estado firmado entre el PSOE y Podemos esta misma mañana y para el que esperan contar con el apoyo de los grupos catalanes. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios