Martes, 23.04.2019 - 17:00 h
Seguimiento del 60% en la huelga de Reyes

La solitaria lucha sindical en Amazon: sólo uno de cada 10 centros tienen comité

La inmensa mayoría de las sedes se han abierto en el último año y medio. Al menos por ahora, no hay sobre la mesa un convenio nacional.

Fotografía Amazon huelga
El año 2018 se saldó con el primer conflicto laboral de Amazon en España. / J. González

Es el primer conflicto laboral en casi siete años de historia de Amazon en España. Tras la negociación de un primer convenio colectivo, la plantilla del mayor centro logístico del gigante, en Madrid, se plantó. El último capítulo se ha vivido estos últimos días previos a la festividad de los Reyes Magos, con más paros en protesta por el empeoramiento de sus condiciones de trabajo. Es un movimiento sin precedentes en una compañía cuya relación con los sindicatos ha sido tormentosa en otros mercados. Pero su lucha ha sido muy solitaria.

Esa soledad se resume en una cifra: sólo tres de los centros laborales que Amazon tiene en España cuentan con un comité de empresa con representación sindical. Y sólo uno de ellos, el de San Fernando de Henares, ha logrado negociar (y aprobar) un convenio propio, que fue constituido en 2015, cuatro años después de la apertura de la tienda española del gigante tecnológico. La falta de acuerdo para su renovación fue precisamente la llama que incendió la mecha del conflicto que se alarga hasta estos días.

El último en crear su propio comité es el de El Prat de Barcelona, el segundo más importante de la empresa en España con más de 1.500 empleados. El pasado mes de noviembre se celebraron elecciones sindicales, que fueron ganadas por CCOO quien cuenta con 11 delegados de los 23 elegidos. No cuentan con convenio, pero desde el comité buscan negociar un nuevo calendario laboral; incentivos para el trabajo de fin de semana o la regulación de las contrataciones a través de Empresas de Trabajo Temporal (ETT). Esa negociación ‘en ciernes’ ha impedido que se sumaran a las movilizaciones surgidas en el centro madrileño, según confirman desde CCOO.

El tercero con representación sindical es un centro con una importancia mucho menor para Amazon en el mercado español. También se ubica en Barcelona (en la localidad de Castellbisbal) y se centra en el servicio llamado ‘Pantry’: envío de alimentación no fresca, limpieza o higiene personal en pedidos con un gran volumen. Se abrió en octubre de 2016 y da empleo a más de un centenar de trabajadores. Tanto este como el de El Prat se vinculan al convenio sectorial de la logística en Cataluña.

¿Y a nivel nacional?

¿Y el resto? El portavoz de CCOO en la empresa, Douglas Harper, asegura que Amazon cuenta con un total de 27 centros de trabajo en el país. De ellos, una parte mayoritaria han sido abiertos durante el último año y medio, por lo que no ha habido tiempo suficiente para la creación de sus propios comités. “La sindicalización de los centros es un trabajo de concienciación y cuesta tiempo”, explica el delegado en Madrid, quien señala también a la alta temporalidad como el otro gran factor que afecta en este ámbito.

La configuración laboral de Amazon como un conjunto de centros no ha facilitado la labor de crear un convenio colectivo a nivel nacional para toda la compañía Amazon Spain Fullfilment, la filial con la que el gigante controla todas sus instalaciones. “Y a la empresa no le beneficia, porque se puede aprovechar de los convenios sectoriales de los diferentes territorios”, apunta Harper. En este sentido, menciona que no es lo mismo abrir un centro en Illescas, cuyas condiciones se vinculan al convenio de Castilla la Mancha, menos favorables, que hacerlo en Barcelona, uno de los mejores junto al de Bilbao.

En Europa, España ha participado junto a Francia e Italia en diferentes movilizaciones sindicales a nivel europeo para tratar de aunar fuerzas. Se reclamó a la dirección de Amazon en el continente la constitución de un comité de empresa europeo y se han ido coordinando acciones de protesta. Pero no es fácil la coordinación, como reconoce Harper. “Las normativas laborales de unos países y otros no lo ponen fácil”, apunta.

Las cifras de la última huelga

En este contexto, este viernes ha concluido el tercer paquete de paros de la plantilla del centro de San Fernando de Henares, después de los que se produjeron en los meses de marzo y julio. Según los sindicatos, el seguimiento ha sido del 60%, con afección y retrasos en los paquetes gestionados en estas instalaciones -que, de acuerdo a sus propios números, controlan más de un tercio de los pedidos a nivel nacional-, aún con lo que ellos llaman ‘fontanería logística’, es decir, desvío de entregas a otros centros.

La dirección de la empresa en España, que no se ha vuelto a sentar a negociar con la plantilla pese a la intensificación del conflicto, ha negado este impacto al entender que las cifras aportadas por el comité “no se ajustan a la realidad”.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios