Entrevista a Miguel Mirones, presidente del ICTE

"Solo Madrid y Baleares disponen de un protocolo para los turistas contagiados"

El Instituto para la Calidad Turística Española lanza el 'Safe Tourism Certified', un sello que garantiza la fiabilidad de los protocolos de seguridad contra la COVID-19 en los alojamientos.

miguel mirones
"Solo Madrid y las Islas Baleares tienen protocolos para el turista contagiado".
ICTE

Solo en agosto de 2019, más de 18 millones de residentes en España y casi 29 millones de turistas extranjeros pernoctaron en alojamientos turísticos españoles. Las cifras son similares —aunque algo más bajas— en los meses de julio y septiembre, en datos del INE. Durante el 'verano de la COVID-19', la llegada de visitantes (interiores y exteriores) no van ni a asomarse a los números habituales, pero, por escasa que sea, resultará fundamental para salvar muchos negocios y, por ende, a sus empleados. Por ello, las empresas deben ofrecer a sus potenciales clientes la mayor tranquilidad y seguridad posibles en estos tiempos de pandemia. Al hilo del asunto, 'La Información' entrevista a Miguel Mirones, presidente del Instituto para la Calidad Turística en España (ICTE), que ha lanzado el 'Safe Tourism Certified', un sello que otorgará a los alojamientos (campings, hoteles, hostales, albergues etc.) que cumplan con los protocolos que el propio Instituto ha elaborado

De todos modos, Mirones avisa de que, además del esfuerzo de las empresas para ofrecer las mayores garantías, hace falta un trabajo efectivo por parte de la Administración. "Ya hemos realizado un protocolo, encomendado por el Ministerio de Turismo, al que se pueden acoger las empresas", apunta, "pero hace falta un plan turístico-sanitario en todas las CCAA para cuando se produzcan contagios". Los turistas, tercia el presidente del ICTE, quieren saber que "si hay algún problema, habrá una respuesta". En cuanto al sello, tras poco más de un mes desde que se puso en marcha la iniciativa, hasta 260 alojamientos en toda España disponen ya de él y más de 1.500 han mostrado su interés

El ICTE ha desarrollado el 'Safe Tourism Certified' un sello de garantía de seguridad para los alojamientos turísticos. ¿Qué tienen ustedes en cuenta a la hora de otorgarlo?

En primer lugar, hay que decir que el 'Covid Free' desgraciadamente no existe. Con lo cual, ningún sello puede garantizar eso. Lo que sí que podemos  ofrecer son sistemas de prevención de ritmo de contagio. En nuestro caso, el ICTE desarrolló unos protocolos —por encomienda del Ministerio de Turismo—, que han servido para la reapertura de establecimientos turísticos teniendo en cuenta el contexto de la COVID-19 y, por supuesto, las medidas de prevención que hay que implantar a la hora de abrir los alojamientos. Se trata de un sistema de prevención que garantiza una triple seguridad: para los trabajadores, para los clientes y para los residentes del municipio donde se desarrolla la actividad turística.

"El sello garantiza una triple seguridad: para los trabajadores, para los clientes y para los vecinos"

¿Qué durabilidad tiene la distinción? En el caso de recibirla, ¿permanece vigente todo el verano o se someterá a revisiones?

Se llevarán a cabo una serie de revisiones periódicas. Además, con tal de asegurar el correcto funcionamiento de los protocolos de seguridad, uno de los requisitos para la obtención del sello es la constitución de un comité de gestión o de seguridad en cada caso. En él están presentes los empleados y la empresa en cuestión. Ese comité es el que tiene que hacerse cargo del seguimiento del protocolo y de la eficacia de las medidas con tal de evaluarlo permanentemente y de vigilar si, en algún momento, hay que introducir modificaciones en el plan de contingencia.

Y, en esos comités, ¿está presente algún miembro del ICTE o alguna figura pública?

No. El comité lo conforman únicamente los empleados de cada empresa y la propia empresa. 

¿Cómo se identifica un alojamiento turístico que tenga el sello? ¿Es físico?

Efectivamente. Se hace entrega de un sello en forma pegatina para que los alojamientos que hayan aplicado los protocolos lo pongan en la entrada de los establecimientos.

¿Cómo se consigue el 'Safe Tourism Certified'? ¿Son las empresas interesadas las que se ponen en contacto con ustedes?

Los protocolos están disponibles gratuitamente en la página web del ICTE y las empresas los pueden descargar. Si deciden implantarlos, lo hacen y, una vez aplicados en sus alojamientos, hay una serie de compañías auditoras independientes —todas homologadas por el ICTE— que realizan auditorías y verifican que los protocolos están correctamente implantados. Con el informe de esas auditorías, el Instituto certifica la corrección de los protocolos y otorga el sello. 

Le pregunto por una cuestión más política. Hoy por hoy, algunas CCAA obligan a los ciudadanos a llevar mascarilla y otras no. ¿Cree que sería beneficioso una homogeneización de las medidas?

Estamos hablando de procurar garantía sanitaria a todo el mundo y en todos los territorios. Lo que sería muy importante es que el esfuerzo que ha llevado a cabo el área turística al elaborar 21 protocolos sanitarios se rematase con un protocolo más que conecte al sector turístico con el sector sanitario. Si hay que hacer 17 protocolos con cada Comunidad Autónoma, pues habrá que hacerlos; aunque serán 17 protocolos prácticamente iguales. 

"Es necesario que el esfuerzo del sector turístico se remate con un protocolo que lo conecte con el sanitario"

¿A qué se refiere cuando habla de la necesidad de "un protocolo que conecte el turismo con la sanidad"?

Me refiero a que si queremos que la actividad turística fluya, el cliente tiene que saber dos cosas: que el alojamiento en el que se hospeda dispone de medidas de prevención y de seguridad (lo que garantiza nuestro sello); y, por otro lado, que, en caso de que surgiera algún problema, existe un protocolo. Para eso es necesario que el sector turístico haya resuelto esa situación con las autoridades sanitarias y que haya un protocolo establecido para que el cliente tenga la confianza de que, si aparece algún problema con la Covid, va a estar debidamente atendido.

El protocolo se pondría en marcha en caso de contagio. No tiene nada que ver con los planes de seguridad previos. ¿Es eso?

Sí. Entraría en vigor automáticamente en caso de que surgiera algún tipo de problema. Sería muy bueno para dar la tranquilidad a los turistas de que hay una respuesta pensada y protocolizada ante cualquier caso de contagio que pueda darse. A la incertidumbre que vivimos todos, no se le puede añadir la incertidumbre de no saber cómo se va a responder ante un contratiempo.

¿Qué regiones disponen ya de un protocolo combinado turístico-sanitario de ese tipo?

Las Islas Baleares lo elaboraron cuando se puso en marcha el plan piloto para la apertura de mercados internacionales y la Comunidad de Madrid lo aprobó la semana pasada. 

¿Pueden representar ese tipo de planes una ventaja competitiva para esas CCAA con respecto al resto?

Lógicamente. Si al cliente le preocupa la seguridad, por supuesto que las autonomías que ofrezcan el protocolo tendrán más posibilidades de resultar atractivas.

Ensanchando algo más el foco... ¿En qué punto se encuentra España a nivel de seguridad turística con respecto a los países del entorno?

España ha sido el primer país que ha establecido un conjunto de protocolos coordinados desde el Instituto para la Calidad Turística (ICTE), lo que le ha proporcionado un sistema completo de prevención de toda la cadena turística. Ese sistema, además, ha sido reconocido internacionalmente, toda vez que en estos momentos los protocolos se han convertido en normas UNE (Una Norma Española) y están ahora mismo sirviendo como referencia en el ISO (Organización Internacional de Normalización, en sus siglas en inglés) para constituir normas de carácter mundial. Todo esto significa que hemos sido líderes mundialmente. Lo que habría que hacer, insisto, sería rematarlo con esa coordinación entre el sector turístico y el sanitario. 

"España es una referencia mundial en seguridad y garantías turísticas"

¿Esa normativización del ISO marcará el camino a seguir para que se pueda viajar con una cierta seguridad por el mundo?

En el ISO participan prácticamente un centenar de países. Es la internacional de la estandarización y no solo para el sector turístico, sino que lo es para todos los sectores productivos. Ahí se está avanzando en el terreno de las medidas de seguridad y la prevención. Es una voluntad que está manifestada y que existe.

¿Usted cree la preocupación del sector turístico con la salud y la seguridad sanitaria va a permanecer vigente una vez superada la pandemia?

Tenga en cuenta que se están dando dos fenómenos. Por una parte, se están implantando sistemas de gestión distintos en las empresas, que, lógicamente, una vez que se han incorporado no tendría lógica retirarlos, habida cuenta de que son sistemas de prevención de riesgos muy útiles. Por la otra, también se están incorporando nuevos hábitos en los clientes que posiblemente tendrán continuidad en el futuro cercano.

Ya para concluir. La pandemia ha puesto en tensión los sistemas y medidas de seguridad en los alojamientos turísticos y de restauración. Antes de la COVID-19... ¿Eran poco rigurosos u exhaustivos?

El sector turístico en general ya tenía incorporados sistemas de prevención y la pandemia solo ha venido a reforzar lo que ya existía; a adecuar los planes a entornos en los que existen amenazas como el coronavirus u otros virus y bacterias. Ahora bien, una vez se han reforzado las medidas e introducido unos hábitos de trabajo, lo previsible es que se mantengan. También es verdad que, afortunadamente, no será necesario mantener para siempre las medidas más extremas [como las distancias de seguridad]. De todas formas, más allá de datos concretos, hablamos de la cultura y la filosofía de la prevención: estoy seguro de que eso sí va a ser duradero.

Mostrar comentarios