Lunes, 09.12.2019 - 16:51 h
Oferta pública para el primer trimestre de 2020 

Soltec, líder en trackers solares, se lanza a bolsa con Banco Santander y Caixabank

La empresa murciana es uno de los grandes líderes mundiales en la fabricación de los sistemas que orientan hacia el sol los paneles fotovoltaicos.

Soltec es uno de los grandes fabricantes mundiales de trackers solares
Soltec es uno de los grandes fabricantes mundiales de trackers solares. / EP

La energía fotovoltaica se ha convertido en la alegría del mercado bursátil. Tras el salto del MAB a Bolsa que Grenergy Renovables ha anunciado para este próximo mes de diciembre, otra compañía emergente del sector ultima estos días su oferta pública con el objetivo de estrenarse en el parqué a finales de marzo de 2020. El futuro inquilino del mercado continuo bursátil es Soltec, empresa de origen murciano constituida en 2004 y que a día de hoy figura en el Top 3 de los grandes fabricantes de trackers solares, sistemas que suponen un 20% del coste total de una planta fotovoltaica.

Bajo el término de trackers o seguidores solares se identifican los componentes que permiten la orientación adecuada de los paneles con el fin de maximizar la radiaciones y asegurar la mayor eficiencia de las instalaciones que están llamadas a convertirse en la gran fuente energética de futuro. En España, la progresión de la tecnología fotovoltaica ha alcanzado un auge espectacular desde hace un par de años, una vez superada la moratoria renovable que siguió a la burbuja. Esta situación empieza a ser descontada en los mercados de capitales, donde los parques solares se han convertido en uno de los principales objeto de deseo de los fondos de inversión internacionales.

La compañía fundada por el ingeniero murciano Raúl Morales ha dado un paso decisivo en su objetivo de salir a bolsa con la contratación del Banco Santander y Caixabank como entidades coordinadoras de una oferta pública de carácter internacional y que supondrá la colocación en los mercados de una participación que podría acercarse al 50% del capital. La operación reúne también a un amplio elenco de asesores legales entre los que se incluyen Uría Menéndez, Davis Polk, Cuatrecasas y Mayer Brown; los dos primeros en representación del emisor y los dos últimos en nombre de las mencionadas entidades financieras. Deloitte será el auditor de la salida a bolsa.

Soltec da nombre a un grupo de 14 filiales que dan empleo a cerca de 1.500 trabajadores con una facturación estimada para este año por encima de los 300 millones de euros. La empresa cuenta con una cartera de pedidos de trackers de más de 1.000 millones de euros y una presencia geográfica orientada principalmente hacia Latinoamérica y EMEA (Europa, Medio Oriente y Asia). La entidad ha liderado durante los años 2016 y 2017 el ránking FT 1000 que analiza a las entidades con mayor evolución de crecimiento en toda Europa.

Powertis, filial ganadora de la subasta en Brasil

Creada en 2004 como compañía de EPC (Engineering, Procurement and Construction), Soltec se ha convertido en un líder integrado dentro del sector a lo largo de sus quince años de historia. En 2009 inició sus operaciones en Italia, en lo que fue el primer mercado de su experiencia internacional. Además del país transalpino la compañía tiene presencia  en Argentina, Australia, Brasil, Chile, China, Dinamarca, Egipto, Estados Unidos, España, India, Israel, México y Perú. Soltec es la empresa matriz de Powertis, principal adjudicataria de la gran subasta de energía llevada a cabo recientemente en el noreste de Brasil.

​Soltec está controlada en la actualidad por dos socios de referencia, como son el citado Rául Morales, con un 30% del capital, y José Francisco Moreno, con el 70% restante. Ambos se reparten en una proporción prácticamente equivalente el control de Powertis, empresa en la que también participa Pablo Otín, con un 5%. Morales es el consejero delegado de Soltec en tanto que Otín asume el mismo cargo en Powertis. Es previsible que los dos principales accionistas puedan ceder alguna participación en la salida a bolsa, si bien la mayor parte de la oferta pública procederá de una ampliación de capital destinada a reforzar los recursos propios y equilibrar el balance del grupo.

​La estructura de la operación se repartirá en sendas colocaciones entre inversores cualificados de fuera y dentro de Estados Unidos sin tramo minorista ni tampoco reserva de acciones para empleados. El objetivo de los bancos coordinadores sitúa el roadshow y bookbuilding con los inversores para mediados de marzo con el fin de disponer acto seguido de un rango de precios que permita iniciar la cotización el 26 de marzo como primera fecha tentativa. La condición de sociedad bursátil implicará la adaptación de los estatutos sociales y de los reglamentos del consejo de administración y de la junta de accionistas a los estándares de gobierno corporativo establecidos en los códigos de la CNMV.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING