Sábado, 30.05.2020 - 06:46 h
Marc Topiol seguirá en la compañía

Sotogrande fulmina a su gestor estrella y tira de la cantera de Orion para relevarle

La compañía propietaria de la elitista urbanización gaditana, que no termina de hacer números verdes, confía para esta nueva etapa en Roberto Roca.

Marc Topiol
Marc Topiol / D.R.

Patada hacia delante de Sotogrande S. A., propiedad del fondo Orion European Real Estate Fund IV. Después de un ciclo de cinco años, Marc Topiol ha sido fulminado como CEO de la compañía que opera en San Roque, Cádiz, y cuyas acciones dejaron de de cotizar en la Bolsa de Madrid en enero de 2018 tras liquidar la opa de exclusión formulada por la sociedad Sotogrande LuxCo. El gestor estrella de la firma -propiedad de una de las urbanizaciones más elitistas del mundo- es ahora nuevo 'chairman of the board' de la compañía. Topiol cederá su cargo a Roberto Roca, un directivo con once años de experiencia en el fondo francés, nueva cara pública de la firma con matriz luxemburguesa.

Roca ya ha finalizado la ronda protocolaria de visitas a las distintas corporaciones públicas, sobre todo en el municipio de San Roque, donde está el 'hardcore' de Sotogrande. Otras localidades limítrofes bajo el foco de Orion son Castellar de la Frontera, San Martín del Tesorillo y Manilva. Fuentes del sector aseguran que Topiol no es muy "querido" en la zona y que la compañía no consigue despegar en cifras, a pesar de que Sotogrande está en pleno renacer urbanístico y acometiendo proyectos para millonarios en torno a una colosal playa de interior. 

La venta que les salvó de los 'números rojos'

Sotogrande S.A. evitó los 'números rojos' en 2018 gracias a la venta de Aguas del Valle de Guadiaro, la empresa concesionaria del ciclo integral del agua de las localidades de Sotogrande y Pueblo Nuevo de Guadiaro a la compañía Sacyr. Por esta operación, Sotogrande S.A. se embolsó 31 millones de euros. La urbanización gaditana ha incrementado un 2,5% su cifra de negocio respecto al año anterior y ahora ronda los 23 millones de euros. 

El resultado del ejercicio de operaciones continuadas ha sido de 20,7 millones de pérdidas frente a los casi 25 del ejercicio 2017. El resultado consolidado arroja un beneficio neto de 7,8 millones frente a las pérdidas de 23,8 de año anterior. Esta inyección no existe en 2019, cuyos resultados están marcados por la venta de villas.

Marc Topiol tiene una larga experiencia de más de 25 años -trabajó durante once en Marriott Internacional-como asesor de planes estratégicos y de negocio, adquisición y venta de activos y desarrollo y gestión de activos a nivel internacional. Y Sotogrande S.A. quiere seguir contando con él, pero a otro nivel.  Topiol ha sido un directivo muy activo, visible y accesible en una urbanización en la que prima el lujo y la discreción.

La Reserva, la 'niña mimada'

Él mismo lo explicaba la pasada primavera en el marco de un coloquio  informativo organizado por el periódico 'Europa Sur' y el Grupo Joly con Sotogrande S.A. Allí contó que desde su entrada en Orion se han invertido 50 millones de euros en la compañía. Topiol definió Sotogrande como un oasis verde en el que los residentes y turistas encuentran unos servicios marcados por el detalle. 

La compañía desarrolla una estrategia de inversión diversificada con productos que van desde las residencias, atraques marítimos y comercios de la Ribera del Marlin –como uno de los activos adquiridos por el fondo Orion al hacerse cargo de la empresa– hasta el club The Beach, que recrea el mencionado entorno litoral vinculado a La Reserva y con más de 12.000 visitantes en 2018, su primera temporada.

The Beach, la playa artificial de La Reserva de Sotogrande
The Beach, la playa artificial de La Reserva de Sotogrande / D.R.

El club The Beach y la promoción El Mirador han supuesto para Sotogrande S.A. 10 millones de euros de inversión. Sin embargo, las ventas de estos macrochalets de más de 7 millones de euros no van al ritmo esperado. En La Reserva hay tres proyectos de megalujo alrededor de los que se han construido unas instalaciones impresionantes: el campo de golf de la Reserva de Sotogrande, el nuevo 'country club' con zona de restauración, piscinas y un gran lago (The Beach) para actividades náuticas.

Dos de ellos son The Seven y 15Th. Se trata de 22 villas cuyos precios son altos incluso para el mercado del lujo. Desde 2017 están en venta aunque no han pasado del plano y solo se ofrecen 'renders' a sus posibles compradores sin éxito. Las cifras: en 15Th solo el suelo ronda los 3,5 millones de euros mientras que la villa tiene un tope de 9 millones. Las cifras aumentan en The Seven, ya que los macrochalets se sitúan entre 13 y 20 millones de euros.

De la Zagaleta a la socimi Milenium

El plan urbanístico en vigor en San Roque prevé 1.000 plazas hoteleras nuevas en las que se incluyen al menos tres proyectos. El de Santa María Polo Club (familia Mora-Figueroa) con 200 habitaciones; otro de 120 habitaciones en la zona de La Alcaidesa, y otro más en Torrecarbonera, según explicó públicamente el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz, antes de verano. A ello se suman licencias en vigor para levantar 600 viviendas en distintas zonas como la citada de La Alcaidesa, el propio San Roque Club y varias promociones en la zona de Sotogrande.

Y es que Sotogrande S.A. tiene cada vez más competidores para encontrar inversores para sus productos prime. Zagaleta Ltd perfila este 2020 su entrada en la zona, como ya adelantó este diario, con una urbanización de lujo para milenials. Por no hablar del grupo ruso Golf Estate, que aterrizó en España con la compra de The San Roque Club la pasada primavera. También la socimi Millenium cerró el año con la compra de un terreno de 90.000 metros cuadrados en primera línea de playa en San Roque (La Alcaidesa). La operación incluye los dos campos de golf y una casa club de 5.000 metros cuadrados, con un desembolso de 33,2 millones de euros. Sotogrande, como deseaba Orion, ha resucitado, pero tiene más competencia que nunca... para lo bueno y para lo malo. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING