Sábado, 15.12.2018 - 06:17 h
Más madera al sector 'proptech'

La startup Badi negocia una nueva gran ronda tras inyectar 8 millones en febrero

La 'app' para encontrar compañero de piso trabaja con fondos internacionales en una operación para financiar su actividad, con la que aún no ingresan.

Carlos Pierre
Carlos Pierre, es el fundador de Badi. / L.I.

Unos meses después de haber cerrado una ronda de 10 millones de dólares (8 millones de euros al cambio). La plataforma para encontrar compañero de piso Badi negocia con varios fondos internacionales una nueva ronda millonaria con la que financiar su actividad. Una actividad que hoy por hoy no genera ingresos, pues su servicio es gratuito tanto para el inquilino como para los que lo encuentran.

La startup, con sede en Barcelona, trabaja desde hace semanas en esta nueva operación de financiación. Cuatro fuentes distintas con conocimiento de la ronda confirman la negociación a La Información. ¿La cuantía? Varias de esas fuentes la colocan en el entorno de los 20 millones de dólares. Desde la compañía no han querido hacer ninguna declaración oficial.

En la operación participará el fondo Spark Capital, inversor inicial de Twitter y líder de la última ronda que se anunció el pasado mes de febrero. También se han mantenido conversaciones con varios fondos europeos (en Alemania e Israel). El objetivo es cerrarla próximamente.

Sin ingresos

La de febrero fue la cuarta ampliación de capital de la compañía desde que arrancara en el año 2015. Fue liderada por Spark, pero también participaron otros inversores que ya estaban presentes en el accionariado como Mangrove Capital Partners (también accionista de Wallapop, Letgo y Red Points), o 'business angels' como Didac Lee (cofundador de Tradeinn) o Marc Ingla (exsocio del fondo español Nauta Capital).

La compañía tiene un modelo de 'marketplace': pone en contacto a la oferta de habitaciones (de particulares y agencias) con la demanda de los potenciales inquilinos. Hasta la ronda, se centró en España, para posteriormente dar el salto a las grandes ciudades de Italia (Roma y Milán) y, más recientemente, de Francia (París) y Reino Unido (Londres).

Las cifras de negocio

Por esa intermediación, en la que se incluye el pago a través de su plataforma o la reserva por anticipado, no cobra ni a quien busca inquilino ni a éste último. Su intención era ir cobrando por diferentes servicios añadidos, aunque eso aún no se ha producido.

El dinero serviría para potenciar esa expansión internacional que aún es incipiente. ¿Cuáles son los números detrás de la empresa? No es posible conocerlos. La sociedad cabecera, Badiapp 2015 SL se trasladó a Delaware (Estados Unidos) en el primer trimestre del año, como sucede con muchas de las compañías que reciben dinero de inversores internacionales. Constituyó una sucursal española, con sede en Madrid, que depende de esa cabecera estadounidense que, como es lógico, no ha presentado cuentas.

Un sector muy caliente

La de Badi sería una ronda más en un sector, el de las startups inmobiliarias (proptech), que ha ganado temperatura con grandes rondas de financiación. La más destacada: Spotahome , que atrajo al fondo de inversión Kleiner Perkins en una ampliación de 40 millones de euros.

Badi debe batallar contra gigantes de los anuncios clasificados, como Idealista, y también con otros competidores del sector del alquiler de habitaciones en otros pisos como Easypiso o la británica SpareRoom.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios