Viernes, 22.11.2019 - 01:04 h
Un 23% más de ingresos

El 'súper' Ulabox frena su crecimiento en plena guerra con Amazon y Mercadona

La startup reduce pérdidas, aunque mantiene unos números rojos de 3,8 millones. Su máximo accionista, el gigante portugués Sonae, inyectó 2 millones.

Jaume Gomá, CEO de Ulabox.
Jaume Gomá es el CEO y cofundador del 'súper' online Ulabox. / VIAEmpresa

La batalla contra los gigantes no está siendo fácil para la 'startup' española Ulabox. El 'súper' online frenó durante el pasado ejercicio su crecimiento en ventas en pleno enfrentamiento con Amazon y Mercadona. La compañía cerró el ejercicio con 9,2 millones de ingresos, un 23% más que un año antes (el año anterior el crecimiento fue superior al 70%). El gigante portugués de la distribución Sonae, dueño del 40% de sus acciones, inyectó más de 2 millones de euros en una ampliación.

Ulabox es el primer supermercado 100% online creado en España en el año 2010. Siete años después, la batalla se ha recrudecido, con gigantes de la distribución como Mercadona, Carrefour o Dia reforzando su canal online y con Amazon haciendo crecer poco a poco su 'súper' y su envío de frescos a través de su servicio de entrega inmediata Prime Now.

El año 2017 siguió creciendo. Pero lo hizo a un ritmo muy inferior. En 2016, la compañía registró un incremento de más del 70% de sus ingresos hasta colocarlos en los 7,4 millones. En 2017, éstos ascendieron a 9,2 millones (un 23% más), según queda reflejado en el informe anual de la lusa Sonae.

Su lucha por ser rentable: menos pérdidas

En paralelo a su crecimiento en ingresos, la compañía sigue buscando cómo construir un modelo rentable. Los escasos márgenes en la distribución online siguen castigando a una compañía cuyo volumen de ventas es aún pequeño para hacerlo más escalable. El año 2017 lo cerró con unas pérdidas netas de 3,8 millones de euros. Es una reducción de en torno al 7%. Los costes operativos pasaron de 11,9 1 13,5 millones en un año.

Para ir reforzando el capital, la compañía ha ido llevando a cabo ampliaciones de capital. Según informa Sonae, durante el pasado ejercicio desembolsó 2 millones de euros, en operaciones de este tipo. El año anterior, inyectó 2,6 millones. De esta forma, ha ido ganando terreno en el accionariado, hasta 2015 liderado por Miquel Alimentació (grupo catalán de distribución vendido a la empresa china Brightfood). Hoy ostenta algo más del 40%.

La marcha atrás en la venta en Madrid

Una de sus grandes apuestas en los últimos años ha sido la venta de frescos. Fue el primero en lanzar este servicio en Barcelona y, posteriormente, en Madrid. Sin embargo, tras algo más de un año en esta última ciudad, ha decidido dar marcha atrás.

El pasado mes de marzo confirmó que ha retirado "temporalmente" la venta de productos congelados y frescos en Madrid para concentrar su inversión en el área metropolitana de Barcelona. Fue en enero cuando se alió con los mercados de Barcelona para impulsar sus ventas de frescos online. El proyecto se ha centrado en el Mercado del Ninot, para extenderse a otros de la ciudad condal.

Ulabox cuenta con 12.500 productos de casi 2.100 marcas en sus estanterías 'online'. A Sonae se suma la familia Miquel, que se quedó como accionista de manera particular (se retiró del consejo) tras la venta al grupo chino.

¿Qué están haciendo los grandes?

La pelea por crecer de Ulabox convive en el tiempo por el afán de los grandes de la distribución por adaptarse al negocio online, que no controlan. Y si hay un nombre de la distribución que acapara miradas por la renovación digital pendiente es Mercadona. La cadena valenciana reconoció hace un año que pierde entre 30 y 40 millones con esta división  que su presidente, Juan Roig, ha criticado severamente. "No podemos pensar en la venta online, a través de los supermercados, porque con ese sistema pierden dinero a punta pala". El remedio aún tendrá que esperar varios meses.

Mercadona estrenará su nuevo ‘súper’ en la red en la segunda mitad del año, pero sólo lo hará en Valencia. Hasta el próximo año no lo hará a otras ciudades y la renovación total de su web para toda España aún no tiene fecha. Es cierto que es un porcentaje reducido de sus ventas, porque sólo es el 1%. Es decir, le aporta 198 millones anuales.

El problema, hasta el momento, es el modelo: un empleado de Mercadona recoge los pedidos digitales en el ‘súper’ más cercano al cliente. Lo que dispara el coste del servicio a domicilio. Y la solución pasa por replicar el modelo de Amazon y crear grandes centros logísticos desde los que realizar, directamente, los pedidos online que, en el idioma de Juan Roig, se denominan “colmenas”.

Amazon es el ejemplo a seguir aunque en España no va por libre. El gigante estadounidense mantiene un acuerdo con el grupo Dia para surtir Prime Now. Ninguna de las dos empresas ha desvelado cómo le va con esta alianza que, por el momento, sólo funciona en Madrid, Barcelona y Valencia. En cambio, Dia sí ha hecho pública su facturación online global (por sí sóla, con su app, y con Amazon). En 2017 facturó 58 millones de euros y su previsión es llegar a 120 millones en 2020.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING