Australia bloquea a Huawei y ZTE en su red 5G por su dependencia del Gobierno

Con la nueva legislación se obliga a las empresas proveedoras de telefonía móvil a proteger las redes ante cualquier amenaza a la seguridad nacional.

La compañía china Huawei invertirá 1.500 millones de dólares en México
Logo de la compañía Huawei

La compañías chinas Huawei y ZTE han sido excluidas por razones de seguridad de participar en la red nacional de quinta generación (5G) de Australia. "El Gobierno nos ha comunicado que ha prohibido a Huawei y ZTE proporcionar tecnología 5G en Australia. Es algo extremadamente decepcionante para los consumidores. Huawei es uno de los líderes mundiales en 5G. Ha proporcionado tecnología inalámbrica de forma segura en Australia durante cerca de 15 años", señaló el jueves Huawei Australia en un tuit.

La razón ofrecida por las autoridades australianas para adoptar esa decisión es la dependencia de ambas empresas del Gobierno de China. "La seguridad de la red 5G tendrá implicaciones fundamentales en todos los australianos, así como la seguridad de infraestructuras críticas, durante la próxima generación", señaló en rueda de prensa el secretario del Tesoro y ministro interino del Interior de Australia, Scott Morrison, según un comunicado de su intervención.

El próximo 18 de septiembre entrará en vigor en Australia la legislación Reformas a la Seguridad del Sector de las Telecomunicaciones, que obliga a las empresas proveedoras de telefonía móvil a proteger las redes ante cualquier amenaza a la seguridad nacional. Estas redes de quinta generación llegarán a los mercados en 2020 y proporcionarán una mayor rapidez en la transmisión de datos y un equilibrio justo entre velocidad, latencia y costo

El fabricante chino Huawei se convirtió entre abril y junio de este año en la segunda vendedora mundial de teléfonos móviles, por detrás de la surcoreana Samsung y por delante de la estadounidense Apple, según un informe de consultora Counterpoint. Zhong Xing Telecommunication Equipment (ZTE) es un proveedor global de equipamiento de telecomunicaciones y soluciones de redes con sede en Shenzhen, China.

Respuesta de China

El Gobierno de China ha acusado a Australia de estar políticamente motivada al vetar a las firmas chinas Huawei y ZTE participar en la red australiana de telecomunicaciones de quinta generación (5G), y pidió a Canberra que cree mejores condiciones para permitir la inversión de compañías del país asiático. "Urgimos a Australia a abandonar su sesgo ideológico para crear un ambiente sano para una justa cooperación de las compañías chinas" en ese país, destacó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Lu Kang.

Lu manifestó que el Gobierno de China está "enormemente preocupado" por la decisión de Australia, tomada pese a que Pekín "siempre anima a las firmas chinas a obedecer las normas internacionales y las leyes locales a la hora de llevar a cabo cooperación económica en el extranjero".

Añadió que los intercambios entre las firmas de los dos países "son mutuamente beneficiosas por naturaleza" y aseguró que permitir una mayor cooperación bilateral no sólo ayuda al desarrollo de China sino también al de Australia. Por ello, concluyó, "Australia debería ofrecer comodidades para ese tipo de cooperación (...) en vez de buscar todo tipo de excusas para crear obstáculos y tomar medidas discriminatorias".

La razón ofrecida por las autoridades australianas para adoptar esa decisión es la dependencia de ambas empresas del Gobierno de China, que según Canberra puede poner en peligro la seguridad nacional.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios