Estaban previstas por el anterior Ejecutivo

Ericsson pide al Gobierno de Sánchez acelerar los proyectos pilotos en 5G

El presidente de la compañía afirma que si las empresas no pueden testar esa tecnología móvil aquí lo acabarán haciéndolo en otros países.

La depreciación de activos castiga a Ericcson
Ericcson quiere acelerar la implantación del 5G. / EFE

El presidente y consejero delegado de Ericsson España, José Antonio López, ha pedido al Gobierno que acelere los proyectos piloto en 5G, aprobados por el anterior Ejecutivo, y ha advertido de que si las empresas no pueden testar esa tecnología móvil aquí, acabarán haciéndolo en otros países. "¿Qué va a ocurrir ahora? No testamos nada. Como ya no lo testamos nosotros, lo testarán otros países. Da igual si luego ya vienes con pilotos, las empresas no tenemos recursos infinitos", ha dicho en una entrevista con Efe.

"Nos preocupa que el objetivo del 5G del Gobierno no sea realmente desarrollar el país, sino que ése es el titular, para un único fondo que es recaudar dinero a corto plazo", ha añadido. Las ayudas para pilotos están recogidas en el Plan Nacional del 5G del anterior gobierno, que preveía también medidas en espectro, entre ellas la subasta de frecuencias en la banda de los 3,6-3,8 Ghz que está previsto que comience esta semana.

El Consejo de Ministros autorizó en febrero pasado a la entidad pública Red.es a conceder ayudas por importe de 20 millones de euros para impulsar el desarrollo de dos proyectos piloto de la tecnología 5G por parte del sector privado, pero la convocatoria está aún pendiente. "Lo que el ecosistema buscaba y le pedíamos al gobierno es: 'acelera los pilotos, que con los pilotos, con que nos dejes probar con frecuencias, vamos a probar casos de uso, vamos a probar rentabilidades, vamos a probar cómo se monetiza...", ha señalado el directivo, para quien el despliegue del 5G "todavía no tocaba".

"¿Qué nos hemos encontrado? Que los pilotos sí que se han retrasado, ni siquiera se dice si se van a hacer o no y se acelera la parte recaudatoria. No creemos que sea bueno para el sector", ha añadido.

Ha considerado que la tecnología móvil 5G se está acelerando en otros países, como EEUU, porque desplegar allí fibra "es carísimo", al suponer un coste por hogar de unos 1.500 dólares frente lo que ocurre en España, donde ha estimado que el coste medio es del entorno de los 70-80 euros. "Necesitan desplegar 5G. Necesitan una alternativa rentable para algo que es la convergencia en el hogar. En España esa necesidad no la tenemos", ha continuado y ha recalcado que hay otras aplicaciones importantes para España, como el mundo industrial, "y ahí es donde hay que hacer casos de uso y testarlo primero".

Por ello, ha afirmado, el sector pedía tener acceso a las distintas bandas de espectro para probar casos de uso y ver "el estado del arte y luego iniciar el despliegue, en torno a 2020, en el caso de la 3,5 GHz. Sobre la subasta que comienza esta semana, la primera convocada para el desarrollo de la tecnología móvil 5G, ha considerado que los operadores "van a tener que pagar una cantidad de dinero por algo que no van a desplegar hasta dentro de dos años y por tanto no van a monetizar hasta dentro de tres".

"Volvemos al efecto recaudatorio y cortoplacista. Hubiéramos esperado aceleración en los pilotos y mantenimiento o, incluso, retraso en la subasta y es un poco el mundo al revés", ha añadido. Ha insistido en que desplegar 5G en la banda de 3,5 GHz en España con los avances del 4g "aporta poco valor" y que lo lógico es desplegar a la vez en la banda de 700 MHz, ocupada actualmente por la TDT hasta que se lleve a cabo el segundo dividendo digital, y en la de 3,5 GHz.

El 5G tiene entre su catálogo de potencialidades la de multiplicar velocidades y número de dispositivos conectados de forma simultánea, propiciando el IoT, así como la reducción de latencia, es decir, el tiempo de respuesta desde que se da una instrucción a un dispositivo hasta que éste reacciona, clave para la conducción autónoma.

Ahora en Portada 

Comentarios