Las administraciones entierran el hacha de guerra

Grandes fabricantes confían en que el MWC se quede en Barcelona hasta 2020

'Telecos' y administraciones tratan de cerrar filas para calmar los ánimos ante la posible salida a otras zonas como Dubai.

Momento de la cena inaugural del MWC.
Momento de la cena inaugural del MWC. / Efe / Quique García

Las 'telecos' cerrando filas en público, las administraciones aparcando las diferencias con el Rey en la inauguración y los fabricantes de móviles tratando de quitar hierro a la coyuntura política y confiando en que no haya cambios, al menos, hasta 2020. Arranca el Mobile World Congress más complicado y lo hace con cierta rebaja de la temperatura, tras una previa marcada por las protestas en la calle.

¿Qué tienen que decir los fabricantes y las compañías? Directivos españoles de varias de las grandes compañías del sector consultados por Lainformacion.com han tratado de restar importancia al clima político.

Confían en que no haya cambios a corto plazo, pese a la situación actual. "Las grandes compañías planificamos a medio y largo plazo", admite a Lainformacion.com una directiva española de uno de los grandes fabricantes de móviles. Por tanto, dan por hecho que 2019 se mantendrá y queda por ver qué sucederá después.

"A la organización y a nosotros nos preocupa mucho más una huelga de metro o de taxis, que afecta a la organización y a la imagen de los asistentes, que la situación política", afirmaba un alto directivo de uno de los grandes fabricantes de móviles. Pero también apuntaba de manera inmediata: "Pero es lógico que también la inestabilidad política afecte a los negocios".

¿Y las telecos?

Las 'telecos' con sello español también han querido cerrar filas. El primero en abrir fuego fue anoche Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone: "Haremos lo que tengamos que hacer para que el MWC se quede en Barcelona".

Esta mañana, le ha seguido el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, durante la inauguración del MWC. Sus primeras palabras han sido de apoyo a Barcelona como sede: "No hay mejor lugar para el MWC que Barcelona". Todo eran mensajes hacia el exterior ante las dudas surgidas por la posible marcha.

Los siguientes en mover ficha han sido las administraciones. Representantes de la Generalitat y la alcaldía de Barcelona han tratado de escenificar esta mañana el apoyo al MWC después al Rey en la recepción oficial. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ayer no quiso recibir a Felipe VI a su llegada al Palau de la Música para presidir la cena de bienvenida al MWC, ha compartido esta mañana con el Monarca una reunión sobre las principales novedades del Congreso.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios