Tras una reunión 'cara a cara' en La Moncloa

Sánchez evita a Google y Facebook en su gira por EEUU con la tasa 'tech' a la vista

Moncloa diseña una visita a Silicon Valley y Canadá en la que no incluye finalmente citas del presidente con las principales compañías tecnológicas.

Intervención de Pedro Sánchez en el acto Avanzamos en Casa de América en Madrid
Pedro Sánchez durante el acto de este lunes en Casa de América en Madrid. / EP

Pedro Sánchez emprenderá este domingo un ambicioso viaje por Estados Unidos y Canadá. El plato fuerte es su intervención en la Asamblea General de la ONU en Nueva York y un encuentro bilateral con Justin Trudeau en Montreal. Sin embargo, Moncloa está diseñando una completa agenda de actos en la que se incluía también una visita a California. Al principio, el gabinete del presidente pensó en visitar las sedes de Google, Facebook o Apple, unas citas que se han caído finalmente del plan de trabajo.

Fuentes de Moncloa confirman a La Información que el gabinete de Sánchez ha descartado que el presidente acuda a las sedes centrales de estos gigantes tecnológicos durante dicha su gira de una semana por Estados Unidos. El jefe del Ejecutivo tenía pensado pasar en Silicon Valley los días 28 y 29 de septiembre, pero finalmente se ha preferido optar por otros encuentros a los que se le da más importancia que una visita a los cuarteles generales de unas compañías que tienen una destacada presencia en España.

Tanto por parte del Gobierno de Sánchez como por parte de estas tecnológicas se estaba allanando el camino a un posible encuentro entre el presidente y los responsables de estas firmas en Palo Alto. Ambos implicados pensaron en las últimas semanas que podría haber sido una forma de acercar la labor del Ejecutivo a estas macroempresas y hubo un trabajo previo. De hecho, Moncloa valoró hasta última hora la posibilidad de incluir el  malogrado 'tour' por el epicentro de la tecnología mundial.

Moncloa descarta esta visita de Sánchez a Google, Facebook y Apple coincidiendo con la negociación abierta para implementar un impuesto a las tecnológicas para poder pagar las pensiones y cubrir una parte del déficit de la Seguridad Social. El propio presidente afirmó el pasado domingo en la entrevista que le concedió a Ana Pastor en La Sexta que esta tasa finalista se encuentra en su plan de trabajo con la oposición y añadió que sólo afectaría a los gigantes tecnológicos. Es decir, quedarían fuera de la misma las startups.

Fuentes implicadas en la negociación de la reforma fiscal indican que este impuesto a las grandes tecnológicas es una prioridad en los contactos entre el Gobierno y los partidos que auparon a Sánchez en la moción de censura. "Estos gigantes deben equipararse a la fiscalidad del resto de empresas", indican. "Amazon está ahogando a las firmas de distribución y Uber, al taxi", añaden las mismas fuentes en referencia a la necesidad de aprobar una nueva fiscalidad para las grandes compañías del sector.

Hay que recordar que, tal y como se contó en estas páginas, representantes de Google en España ya se han reunido en La Moncloa con miembros del equipo económico del Gobierno. La cita tuvo lugar hace una semanas y en ella la teleco estadounidense trasladó directamente al Ejecutivo su disconformidad con una tasa finalista que grave los beneficios de las tecnológicas y que afectaría, directamente, a sus negocios en nuestro país.

Desde la patronal tecnológica Ametic y Adigital, la asociación española de economía digital, también se está intentando hacer ver al Gobierno los problemas que podría suponer este impuesto a las grandes tecnológicas. Los primeros aseguraron hace unos días que "no se pueden dar soluciones locales a problemas globales" y advirtieron del "riesgo tremendo de desigualdad competitiva" que se generaría. "Las políticas fiscales no pueden estar marcadas por un criterio recaudatorio", indicó Pedro Mier, el presidente de los empresarios tech.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios