Barcelona, ante la cita más complicada

La crisis catalana sobrevuela en un Mobile World Congress de transición

La posible marcha de este evento a países como Dubai amenaza a una edición en la que se espera de nuevo un récord de visitantes.

La contratación del Mobile World Congress 2013 ya es superior a la de 2012
El Mobile World Congress arrancará este domingo.

Barcelona se la juega en un momento clave. El Mobile World Congress afronta su cita más complicada. La crisis catalana y la posible marcha de la capital condal ante la inestabilidad política sobrevuelan en una edición sin grandes anuncios de fabricantes de dispositivos y con el Samsung Galaxy S9 como único gran atractivo. La organización espera superar los 108.000 asistentes ‘récord’ del año pasado, con 2.300 expositores en todo el recinto.

Antes de su inauguración, los independentistas han mostrado músculo. Primero con la pancarta colgada días antes en la Plaza de Cataluña. Y luego con el boicot al Rey en el arranque.

Las cifras de la feria

Pese a todo, las previsiones económicas en torno al evento siguen siendo ambiciosas. La organización espera que genere un impacto económico en Barcelona y el área metropolitana de 471 millones de euros (una cifra similar a la del año anterior). Se crearán, según estas expectativas, unos 13.000 empleos temporales.

La expectación sigue siendo alta, pero menor que en otros años. Los hoteles de la ciudad se situaban este viernes al 90% de ocupación, cuando en otras ediciones ya habían colgado el cartel de ‘completo’. ¿La consecuencia? Según la consultora hotelera Bric Consulting, ha habido rebajas de precios de hasta un 20% para tratar de captar a los más rezagados.

Sin grandes novedades en el móvil

Al margen de las cifras económicas, la feria sigue sacudiéndose el apellido ‘móvil’ en favor de un enfoque tecnológico más abierto. Aún así, algunos de los grandes fabricantes mantienen la tradición de presentar sus productos estrella y su estrategia de comercialización.

Los coreanos de Samsung atraerán muchas miradas con la presentación de su nuevo modelo: Galaxy S9. Pero lo hará con poco lugar a la sorpresa, pues la mayoría de las características técnicas ya han sido filtradas. Otras marcas que también presentarán móviles son Huawei, Sony o LG.

Las telecos: Aura, las posibles compras y Másmóvil

Al margen de los grandes fabricantes de ‘gadgets’ y móviles, las ‘telecos’ también se han ganado su sitio. Los cuatro grandes operadores mostrarán algunas de sus novedades en productos y servicios para cliente final y empresa. Telefónica se afanará por presentar el último lanzamiento del asistente virtual Aura, construido sobre su cuarta plataforma. Vodafone también presentará nuevos servicios y

A ello se sumará el 5G y las diferentes exhibiciones de fuerza que llevarán a cabo las operadoras con una nueva generación de conexiones ultrarápidas que deberá estar lista a finales de 2019 y que abrirá la puerta a conectar hogares o vehículos. Ericsson, Nokia o Huawei marcarán el debate, al que también se sumarán los operadores.

Por su parte, Másmóvil tratará de ganar su cuota de protagonismo. Y lo hará presentando las cuentas correspondientes al ejercicio 2017. Le precede un particular ‘rally’ bursátil con el que ha colocado su valoración en el parqué en 2.100 millones de euros.

En el debate también estarán otros temas candentes para el sector. Tras el movimiento de Telefónica, la adquisición de los derechos de emisión del fútbol será debatido, al igual que las tarifas.

Además del móvil y la infraestructura de telecomunicaciones, la feria permitirá conocer algunos de los avances en otras tecnologías pujantes como la inteligencia artificial, la realidad virtual o el blockchain.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios