En los próximos dos años 

Másmóvil y Orange llevarán juntos su red de fibra a dos millones de hogares más

También se prorroga el contrato de roaming nacional y se mejora el acuerdo de compartición de emplazamientos. 

Fotografía de Másmóvil
Fotografía de Másmóvil / L.I.

Másmóvil y Orange han llegado a un acuerdo para incrementar en dos millones de unidades inmobiliarias el despliegue conjunto de redes de fibra óptica, lo que permitirá al cuarto operador alcanzar los 6,5 millones de hogares conectados con una red FTTH propia en los próximos dos años, lo que supone tres veces más de los que conecta actualmente.

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Masmóvil informa de que ambas operadoras han acordado aumentar su actual acuerdo de coinversión en fibra hasta el hogar (FTTH) y compartir los gastos de capital (Capex) para la construcción de 4,4 millones de unidades inmobiliarias, así como los gastos operativos (Opex) de mantenimiento.

Bajo los acuerdos existentes, Másmóvil había acordado previamente desplegar conjuntamente con Orange 2,4 millones de unidades inmobiliarias, a las que el nuevo acuerdo suma otros dos millones. En caso de completarse, la red propia de fibra de MásMóvil aumentaría a 6,5 millones unidades inmobiliarias, frente a los 2,1 millones que tenía a fecha de 31 de diciembre,

MásMóvil señala que inversión total neta requerida para la construcción de los 4,4 millones de unidades inmobiliarias es de aproximadamente 330 millones de euros, ya que el coste por hogar es de entre 70 y 75 euros. En su opinión, esto supone un "ahorro relevante" en cuanto a Capex y le puede permitir obtener una rentabilidad antes de impuestos superior al 20% en su inversión en la red FTTH.

Además, el cuarto operador afirma que este acuerdo incluye una "revisión favorable" de las condiciones económicas del acceso de Másmóvil a toda la red de fibra de Orange, así como la eliminación de las limitaciones de uso de esta red, como el límite de 250.000 clientes en zona desrregulada. También se prórroga la duración del contrato vigente entre ambas compañías.

En este contexto, MásMóvil espera finalizar el año 2018 con 5,1 millones de hogares con fibra propia e, incluyendo el acceso a la red de Orange, con un total de 13,9 millones de hogares comercializables con esta tecnología, sin contar el acceso regulado a la red FTTH de Telefónica.

Roaming nacional y emplazamientos 

Por otro lado, Másmóvil informa de que ha revisado y mejorado las condiciones de sus acuerdos de roaming nacional de móvil, ampliando su duración, y de compartición de emplazamientos con Orange, lo que le va a permitir "garantizar el crecimiento sostenible de su negocio móvil en los próximos años".

En concreto, ha acordado la posibilidad de duplicar su red móvil de forma eficiente mediante acuerdos de compartición de hasta 5.600 nodos. Esta opción, que puede ejecutarse durante los próximos cinco años, puede suponer una inversión total de 50 millones de euros entre 2018 y 2022.

La operadora incide en que esto supone un "ahorro relevante" de inversión de entre 30.000 y 40.000 euros por emplazamiento, así como una reducción de los costes de mantenimiento de alrededor de un tercio en términos anuales, en comparación con una solución de despliegue propio.

Finalmente, las dos compañías también han acordado "nuevas condiciones beneficiosas para ambos" en los acuerdos de uso de la transmisión de fibra de Orange.

Acuerdo positivo 

MásMóvil afirma que, gracias a estos acuerdos, podrá incrementar los servicios que ofrece a través de sus propias redes tanto fijas como móviles, lo que redundará en una mayor flexibilidad en su gestión de costes y en la mejora de la calidad del servicio que ofrece a sus clientes.

"Los nuevos acuerdos con Orange son una muy buena noticia para ambas compañías. En el caso de Másmóvil, nos permiten ampliar nuestras redes de fibra y móvil de manera eficiente, garantizar nuestra capacidad para crecer de manera sostenible y optimizar nuestra estructura de costes de manera relevante", ha afirmado el consejero delegado de Másmóvil, Meinrad Spenger.

Por su parte, desde Orange aseguran que el convenio reducirá el coste de su despliegue debido a una mayor optimización del mismo, lo que acelera el retorno de su inversión en FTTH, así como claras eficiencias en el despliegue de su red móvil. Además, la ampliación de los plazos, así como de los mínimos garantizados que se reflejan en el acuerdo, garantizan ingresos adicionales para la compañía a más largo plazo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING