Para las tres próximas temporadas

Mediapro vende los derechos de la última Champions sin Facebook o Amazon

Abre un periodo de un mes para recibir ofertas en un contrato que será la antesala de la entrada de los gigantes tecnológicos en el negocio.

Los derechos de la Champions salen a la venta.
Los derechos de la Champions salen a la venta.

Mediapro acaba de poner a la venta los derechos de retransmisión de la UEFA Champions League. El grupo audiovisual capitaneado por Jaume Roures y Tatxo Benet ha abierto un periodo de un mes para escuchar ofertas de los operadores televisivos interesados en emitir a partir de la próxima temporada y durante los siguientes tres años la máxima competición del fútbol europeo. Se trata de un contrato que contiene algunas novedades, como que no es obligatorio que se emita un partido cada jornada en abierto. En estas tres temporadas, 2018-2019, 2019-2020 y 2020-2021, se batirán todos los récords por los derechos televisivos de una competición que irá a la televisión de pago (6,4 millones de clientes en España) y que el próximo año podría contar con hasta cinco equipos españoles. 

El grupo Mediapro cerrará el próximo 6 de abril este periodo en el que escuchará ofertas por un contrato que fuentes del mercado bien situadas sitúan en unos 1.200 millones de euros, es decir, a razón de unos 400 millones por temporada. Estas cifras suponen prácticamente el doble de las que se pagaron por el actual contrato que se llevó Mediapro, Atresmedia y Tv3 y en que se pagó en torno a 200 millones por temporada, unos 600 por las tres que se llevaron en su día. 

La victoria de Mediapro en este contrato por los derechos de retransmisión se produjo 'in extremis' sobre Telefónica. El grupo de Roures presentó su oferta final a la UEFA por esa cantidad de en torno a 1.200 millones y consiguió superar a la cifra que puso sobre la mesa la operadora dirigida por José María Álvarez-Pallete por apenas un 2% de su propuesta. Es decir, Telefónica estuvo a punto de hacerse con este contrato el pasado verano y ahora tendrá que llegar a un acuerdo con Mediapro si quiere emitir la competición que defiende este año el Real Madrid.

Antes, Mediapro había presentado una oferta junto a sus hoy socios de Atresmedia y Tv3 por unos 700 millones de euros por las tres temporadas, a razón de unos 250 al año. Sin embargo, la UEFA decidió que esa oferta era escasa y abrió una segunda puja en la que Telefónica y Mediapro fueron los finalistas, eliminando así la posibilidad de que se emitieran partidos en abierto. Fuentes cercanas a la negociación indican que emitir a día de hoy los partidos más importantes de la Champions League no es rentable para una cadena de TDT.

Las diferentes compañías de telecomunicaciones que operan en España han lanzado en los últimos días varios mensajes poniendo en duda la rentabilidad para sus plataformas de contar con fútbol. Quien abrió la veda fue la propia Telefónica en boca de su presidente, José María Álvarez-Pallete, que apeló a la "racionalidad de los precios" por este producto premium. Algo similar opinan en Vodafone y Orange, donde pretenden bajar los precios del fútbol. "Estamos interesados en ofrecer fútbol, pero a precios razonables; estamos abiertos a negociar pero bajo esa premisa", aseguró el director general de Marketing de Orange España, Samuel Muñoz.

¿Qué ocurriría si Mediapro no consigue vender estos derechos? En primer lugar es necesario destacar que en la compañía con sede central en Barcelona confían en que esto no ocurrirá porque el fútbol es, a día de hoy, un activo al que una operadora no debería renunciar. Creen que se abrirá una negociación, pero que será a última hora, como ya ocurrió en anteriores ocasiones, y que conseguirán amortizar su inversión. Tampoco tienen prisa. Así, si el 6 de abril no hay ofertas que les satisfagan retirarán del mercado los derechos de la Champions y decidirán cuál será su estrategia. No descartan emitir en sus canales (beINSport) este contenido que consigue 'reventar' los audímetros, especialmente en el momento de los cruces decisivos de la competición.

Para Mediapro el fútbol es un activo estratégico a corto y medio plazo. Por eso pujaron tan fuerte por estos derechos de la Champions. Fuentes cercanas a la compañía consideran que este será uno de los últimos contratos de derechos deportivos en el que no estarán presentes actores como Amazon o Facebook. Su entrada en próximas convocatorias de contratos se antoja cercana y las compañías que actualmente se encuentran en este mercado se preparan para competir o asociarse con estos gigantes que, además, tienen la posibilidad de llegar a millones de potenciales clientes a través de sus plataformas. Será la revolución que viene.

La Liga, por su parte, está a punto de sacar a concurso los derechos televisivos de las tres temporadas a partir de 2019. Su presidente, Javier Tebas, calcula que el mismo será de unos 1.300 millones por un contrato que tiene alguna diferencia con el de la Champions: se lo llevará quien ponga más dinero sobre la mesa (la UEFA valora otras variables, como la presencia de los interesados en otras competiciones) y aún queda más de un año para su resolución. Se avecina, por tanto, un verano y una temporada 2018/2019 en el que los operadores tendrán que valorar cuánto están dispuestos a invertir.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios