Jueves, 19.09.2019 - 01:11 h
Cuatro primeras semanas

Las telecos entierran el hacha de guerra y esquivan descuentos masivos en el fútbol

Operadoras confirman una cierta "calma" en estas semanas de contratación de la temporada un año después de una pelea que pasó factura a sus cuentas.

Joao Felix Telecos Fútbol
Las telecos no exprimen los descuentos en la guerra del fútbol. / EFE

Entierran el hacha de guerra... al menos, por ahora. Las grandes operadoras de telecomunicaciones no han repetido la oleada de 'descuentazos' agresivos del año pasado -se llegaron a firmar contratos con el 50% de rebaja de por vida-, que acabó pasando factura a sus cuentas, especialmente las de Vodafone. En estas cuatro primeras semanas de contratación de la nueva temporada no han ejecutado fuertes rebajas para captar clientes que buscan fútbol. Todas coinciden en señalar una cierta "calma" comercial.

El precedente era demoledor. El mes de agosto del pasado año fue cruento. ¿La razón? Orange y Telefónica se conjuraron para robar el máximo número de clientes de Vodafone que querían tener todo el fútbol y no lo podían disfrutar tras el 'no' de la operadora británica a la compra de los derechos. Se llegaron a firmar contratos con el 50% de rebaja de los paquetes más 'premium' de por vida. Unos atacaban en ese intento por socavar la base de clientes de los 'rojos'. Y éstos se defendían con fuertes rebajas. El resultado: casi 650.000 cambios de operador móvil ese mes y 700.000 en los dos siguientes. Récord absoluto.

Un año después, Telefónica y Orange se preparaban para tratar de exprimir comercialmente el fútbol... aunque no a cualquier precio. Mientras Vodafone se defendía con su apuesta por el cine y las series. Los 'jefes' de las dos primeras ya lo anticiparon en julio. El consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, advirtió de que la "intensidad promocional podría ser menor que la del año pasado". "Los fans de fútbol de Vodafone buscarán este contenido", reconoció. Su homólogo de Orange, Laurent Paillassot, apuntó ante los analistas que esperaban unas promociones mucho menos agresivas. "La mayoría de los clientes que han abandonado Vodafone no requerirán tanta agresividad", afirmó.

Así, ambas compañías, junto con Vodafone, han enterrado el hacha de guerra. Lo que el año pasado fueron descuentos cruzados, este año es una cierta "calma" comercial. Todas las fuentes del mercado consultadas -incluidas las principales compañías- confirman que no ha habido descuentos masivos de hasta el 50% como sí se produjeron en 2018. Sí que ha habido ofertas selectivas, aunque de carácter puntual, apuntan. "Hay muchísima menos intensidad comercial; agosto va a ser como un mes normal para nosotros", apuntan.

Menos 'futboleros puros' en Vodafone

Esta calma ha sido precedida por unos trimestres complicados para las cuentas de las tres grandes operadoras. A la fuerte caída acumulada de Vodafone hay que sumar la primera rebaja de ingresos de Orange en cuatro años y al estancamiento de Telefónica en España. Las rebajas del 50% a clientes de mayor valor -y la fuerte competencia también en la gama media y baja de productos- que se firmaron hace un año han pasado mucha factura. Ahora parece que el objetivo de la rentabilidad es el que va a primar tras trimestres de márgenes más estrechos.

Uno de los factores para esta calma hay que encontrarlo, según explican las mismas fuentes, en el mercado potencial. El de la televisión vive un estancamiento, con escasas ganancias entre los principales operadores. A esto se suma que el gran éxodo de clientes de Vodafone que buscan fútbol ya se produjo el año pasado. Y los que hasta junio estaban en sus filas -se estima que rondaban los 200.000- no necesitarían grandes acciones promocionales para moverse en caso de que quisieran disfrutar del 'deporte rey' de nuevo. "Existe un goteo, pero evidentemente no es como la anterior temporada", apuntan.

A ese menor 'botín' hay que sumar el punto desde el que se parte por parte de Orange y Telefónica. Especialmente, de la primera, que rebajó de manera significativa la puerta de entrada del fútbol a los paquetes de 85 euros, incluyendo todas las competencias a partir de ese nivel. Telefónica apenas se ha movido respecto al año pasado y la ha rebajado en 5 euros: el primer paquete en el que incluyen todos los partidos es uno de 110 euros. Ambas contaban con propuestas comerciales iniciales algo más agresivas que el año pasado.

Más batalla en el 'low cost'

¿Y la irrupción de Mediaset? La llegada del grupo mediático con la compra de los derechos para ofrecer la retransmisión de todos los partidos en su servicio en 'streaming' Mitele Plus -que ha recibido algunas críticas de sus usuarios por varios problemas técnicos en las dos primeras jornadas- podía haber incrementado la competencia con Orange y Telefonica y, por ende, haber rebajado los precios. Pero su influencia ha sido, según las mismas fuentes, limitada. Si hubiera habido una fuga importante de clientes se habría utilizado toda la artillería guardada.

Donde sí que hay dura batalla es en la gama media y baja del sector. La presión de Másmóvil y el giro de Vodafone -con la potenciación de su segunda marca, Lowi- ha desatado una fuerte pelea en ese terreno, en el que Telefónica está tratando de entrar con O2 y Orange con marcas como Amena. En este contexto, la operadora vasca Euskaltel -ya controlada por el fondo Zegona- ha entrado de lleno con un descuento del 70% durante los primeros seis meses -internet con cable y móvil por 20 euros al mes-. Es el primer paso de lo que podría ser su estrategia con Virgin como un potencial quinto operador en España.

Queda una semana para concluir uno de los meses clave para el negocio de las operadoras de telecomunicaciones, a las puertas de la nueva temporada del fútbol. Las tres primeras han venido marcadas por la tranquilidad. Aún resta por ver si se mantiene hasta el arranque del otoño.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios