Miércoles, 18.09.2019 - 07:17 h
Claves del consejo

Pallete aparca medidas financieras y tira del 'boom' de las torres para bajar deuda

Diseña un plan integral en materia laboral, con casi 3.000 salidas en el PSI y la llegada de otros tantos para recuperar servicios externalizados.

Pallete aparca medidas financieras
Pallete aparca medidas financieras. / José González

Todas las miradas estaban puestas en la sede madrileña de Las Tablas. Telefónica celebraba uno de los consejos de administración que mayor expectación ha generado en el mercado. No sólo porque se adelantó dos semanas en plena crisis bursátil, sino por el afán de los analistas de que se pusieran sobre la mesa una batería de medidas para aplacar los ánimos de los mercados. La operadora, en todo caso, evitó medidas financieras puras y se abrazó al 'boom' de las torres de telecomunicaciones para tratar de reducir deuda en los próximos meses, siguiendo a pies juntillas el plan estratégico en marcha.

Desde que en la segunda quincena del pasado mes saltaran todas las alarmas, con las acciones cotizando por debajo de la barrera psicológica de los 6 euros, los inversores han dado un respiro al presidente, José María Álvarez-Pallete, y su equipo. En total ha subido un 12% y ha sostenido el nivel de los 30.000 millones de euros de valoración en bolsa. Este pequeño balón de oxígeno ha sido suficiente para no llevar toda la artillería al consejo de este martes.

La comisión delegada de ese consejo, la antesala de la reunión, estudió un paquete de medidas mayor. Sin embargo, el máximo órgano de gestión de la 'teleco' aprobó dos de ellas. Y ninguna de las puramente financieras que se habían estudiado en un primer momento -como la recompra de acciones y la amortización de autocartera- ni las que tienen que ver con operaciones corporativas en Latinoamérica. Respecto a las primeras, la mayoría de los informes de las firmas de analistas las desaconsejaban por entender que el dinero destinado a eso debía utilizarse a la reducción del pasivo. Telefónica decidió no tentar la suerte.

El 'boom' de las torres

En esa margarita que han deshojado Álvarez-Pallete y su equipo ha pesado el mayor valor que le otorga el mercado a las torres de telefonía móvil como activos potencialmente vendibles. Hoy este segmento vive un verdadero 'boom', debido a una nueva expansión en el despliegue del 5G, y la compañía quiere aprovecharlo. Por ello ha recibido la luz verde de todos los consejeros para poner el cartel de 'Se Vende' en decenas de miles de instalaciones repartidas en sus principales mercados. Pero también en este movimiento, la cúpula de la operadora va con pies de plomo y se da un plazo máximo de un año para traer resultados económicos de esas ventas.

Según explican diferentes fuentes del mercado, estos activos están entre los más valorados por fondos de 'private equity' o inversores especializados. Hay que tener en cuenta que Telxius cuenta hoy con unas 16.000 torres. El 9,9% de la compañía adquirido por Amancio Ortega el pasado año se valoró en 378 millones de euros. Es decir, el valor total se fijó en casi 3.800 millones. Hoy hay unas 50.000 torres que están disponibles para su venta en el portfolio de la teleco.

¿Y qué sucederá con Ortega y KKR? Desde la operadora se va a buscar fórmulas que permitan que tanto el fundador de Inditex, a través de su patrimonial Pontegadea, y el fondo estadounidense no tengan por qué diluirse en la compra por parte de Telxius de las miles de torres que acogerá tras la operación, según explican fuentes conocedoras. La razón: para abordar la transmisión de torres, la filial debería abordar el pago.

El plan del PSI

La otra gran medida que Álvarez-Pallete ofreció al mercado es una reorganización laboral en el marco del nuevo convenio colectivo. La primera pieza de ese planteamiento es el nuevo PSI (Plan de Suspensión Individual), un paquete de salidas voluntarias para los mayores de 53 años muy similar al que se aprobó en 2015. El coste rondará los 1.700 millones de euros.

Ese fuerte desembolso irá a deuda, pues deberán provisionarlo en un porcentaje muy alto en una primera fase. ¿Cómo compensar ese fuerte desembolso, que implicará ? Básicamente con la recuperación de servicios externalizados, que serán ofrecidos por nuevos contratados con nuevas habilidades, según explican fuentes conocedoras. En total se elevaría la llegada de 2.000 nuevos empleados.

Con este primer plato en el menú, los accionistas lo han recibido bien, con una subida del 0,3% después de una fuerte caída en las primeras horas de cotización. Este es el principio. Habrá más medidas en las próximas semanas. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios