Miércoles, 20.03.2019 - 11:01 h
Previsiones de 2019

Telefónica contempla nuevas subidas de tarifas en España tras la guerra del fútbol

La teleco prevé acelerar las "tendencias positivas" de España con incremento de precios y la finalización de los descuentos del 50% del pasado verano.

Telefónica presentó resultados de todo el ejercicio este jueves
Telefónica presentó resultados de todo el ejercicio este jueves. / José González

Telefónica espera más subidas de tarifas en 2019. La resaca de la guerra del fútbol terminó y la operadora quiere seguir incrementando los ingresos por usuario de sus paquetes de servicios de mayor valor, vinculados al fútbol y contenidos. Así, contempla un incremento de precios, después de que las promociones de hasta el 50% del pasado verano hayan afectado a la rentabilidad del negocio español durante el pasado año.

"El mercado ha vuelto a la racionalidad", sentenció el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, tras la presentación de resultados. Desde la operadora dan por finiquitada, al menos por ahora, la guerra de precios en el segmento más premium. Entienden que la temperatura ha bajado de manera considerable y las promociones son "menos intensas" en este primer trimestre, según ha percibido el 'número 2' de la operadora.

A ese enfriamiento del mercado de las telecomunicaciones -y unas previsiones macroeconómicas optimistas para todo el ejercicio- se suma otro factor clave: la rentabilidad del negocio español se ha visto afectada seriamente tanto por los fuertes descuentos de hasta el 50% en el tercer trimestre, como por el incremento de los costes del fútbol. Éstos alcanzaron su nivel más alto en los tres últimos meses del año, algo que ya estaba previsto en el calendario. Debido a los acuerdos de compra de los derechos de retransmisión, el precio a pagar tocaba techo en este periodo y empezaba a bajar a partir de la segunda parte de este año.

La medida que contempla Telefónica es replicar lo que ya inició en 2015: incremento de tarifas a cambio de más servicios en sus paquetes convergentes de más valor (fibra, móvil y contenidos de televisión). Así lo advirtió ante los analistas el equipo directivo de la teleco, que confía en hacer una "actualización" de los precios a lo largo del ejercicio, sin precisar fechas ni el nivel de afección.

Este movimiento se sumaría a las que ya ha ejecutado en los últimos tres meses. Primero fue una subida de precios de las tarifas de contratos de sólo fibra y las llamadas móviles del paquete más barato de Fusión. Luego fue el incremento de más de un 30% en el precio del establecimiento de llamada (40 céntimos). Y, por último, fue la reconfiguración de los paquetes convergentes de Fusión, que acarreó más coste para los clientes de los nuevos (y de los antiguos).

Busca, por tanto, sacar más de sus clientes 'premium'. Y lo hace tras un 2018 en el que, precisamente, la guerra de promociones hizo crecer menos el ingreso medio por cliente (Arpu, en sus siglas en inglés). En total subió un 2,5% hasta superar la barrera de los 88 euros pagados al mes por cada usuario. Es con amplia diferencia la menor tasa de incremento de los últimos tres ejercicios. Aún así hay que tener en cuenta que los crecimientos son menores pues la base ya es muy alta respecto a las de hace tres años.

Más ingresos con la reventa del fútbol

En la operadora miran a la competencia en España. Y destacan que otros han imitado también este movimiento de 'Más tarifa, por más servicios' que instauró hace casi cuatro años. Señalan que desde la propia Másmóvil o en Orange ha habido ajustes de tarifas en este sentido. Justifican en parte un movimiento que tiene a O2 como 'moneda de cambio'. La segunda marca, más centrada en clientes que no quieren televisión ni fútbol, se mantiene como alternativa de menor coste. Hoy cuenta con 80.000 clientes desde su arranque formal en septiembre.

Esta es una de las armas que va a esgrimir en este año 2019 para tratar de acelerar unos ingresos en el mercado español, que crecieron de manera orgánica el pasado año después de casi una década y tras muchos años estancados. No es la única. Se suman los servicios digitales a empresas y la reventa del contenido a terceros, especialmente a operadores de internet (OTT). Esto compensará la caída del negocio mayorista, tras el duro impacto de la pérdida del contrato para la reventa de su conectividad a Másmóvil y Yoigo (hoy trabajan con Orange).

¿Un quinto operador? Sin temor

Con este plan sobre la mesa, Telefónica dice no temer los efectos en el mercado (y los precios) de la irrupción de un quinto operador, en caso de Euskaltel decida poner en marcha una estrategia de expansión total en el mercado español. "El hecho de que haya un quinto operador es algo altamente especulativo; en caso de que se expandiera, hacerlo sin red y sin tener fútbol no es fácil por ser un mercado muy calentado", advirtió Ángel Vilá.

Sobre los planes de la teleco vasca, Vilá insistió que existe "mucha especulación", con los planes de Zegona de incrementar su porcentaje y la posibilidad de que otro gran operador saque la chequera para adquirirla definitivamente. Y lanzó un guante a la tercera compañía por volumen de negocio en España: "De Vodafone no se ha escuchado nada, pero podrían ser muy complementarios".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios