Domingo, 18.08.2019 - 05:36 h

Telefónica crea un servicio en la nube con IBM en plena venta de centros de datos

La operadora ofrecerá a medianas y grandes empresas el servicio 'Cloud Garden' de la compañía, después de llegar a acuerdos con Microsoft o Google.

Telefónica
Telefónica se vuelve a apoyar en un gigante tecnológico. / José González

Telefónica vuelve a apoyarse en un gigante tecnológico para sus servicios destinados a empresas. La operadora lanza 'Cloud Garden' junto a IBM para ofrecer una plataforma en la nube a medianas y grandes empresas. Este movimiento se produce en pleno proceso de venta de algunos de los centros de datos de la teleco española.

Primero fueron los acuerdos con Google, Microsoft o Amazon. Y ahora, Telefónica llega a un acuerdo con IBM para lanzar un nuevo servicio en la nube, con tecnología de 'código abierto'. La diferencia: este nuevo proyecto dentro del portfolio de Telefónica Empresas se ejecutará desde la infraestructura de la operadora. No será un mero distribuidor, sino que la tecnología del gigantes estadounidense se basará en los dos centros de datos principales de la teleco.

Este servicio se suma a los que ya tiene Telefónica en su portfolio -cuenta con 600 clientes-. Pero, ¿qué aporta de nuevo? Básicamente la tecnología basada en la idea de contenedores en la nube de IBM. Su infraestructura permite subir a la nube aplicaciones y todo tipo de herramientas en diferentes 'cápsulas' fáciles de mover.

En este caso, IBM es proveedor del servicio y será Telefónica la que cobre por ello a los clientes, principalmente grandes empresas y administraciones públicas. No se ha creado ninguna filial aparte y sólo estará disponible, al menos por ahora, en España. Se distribuirá en dos modalidades: pago por uso y cuota mensual.

En plena venta de sus centros de datos

El movimiento se formaliza en pleno proceso de venta de algunos de los centros de datos que la operadora tiene hoy abiertos por todo el mundo. La compañía ya tiene sobre la mesa las ofertas vinculantes por esta infraestructura de varios candidatos.

Con esta desinversión, con la que ingresaría varios cientos de millones de euros, Telefónica busca acelerar la reducción de la deuda financiera de la compañía y, también, deshacerse de activos que suponen costes significativos de mantenimiento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios