Lunes, 20.01.2020 - 18:35 h
Resultados hasta septiembre

Telefónica mejora ingresos pero recorta un 50% su beneficio por el plan de bajas

La operadora le da un 'mordisco' de casi 2.000 millones de euros a la deuda neta hasta situarla en los 38.300 millones tras las desinversiones.

Pallete aparca medidas financieras
Caída del beneficio de Telefónica por el plan de bajas. / José González

Telefónica aceleró en el crecimiento de los ingresos en el tercer trimestre, lo que permitió compensar el estancamiento de los primeros meses del año. Los gastos vinculados al plan de bajas incentivadas en España, que sumaron 1.700 millones de euros, acarrearon un recorte de un 50% en los beneficios netos.

Los tres meses de verano para Telefónica se han saldado con una subida del 1,7% de los ingresos hasta los 11.900 millones de euros, según los resultados presentados hoy ante la CNMV. Esto ha permitido maquillar los peores números de los dos trimestres anteriores. El saldo: entre enero y septiembre, el volumen de negocio ha crecido un 0,7%.

En el caso de España, el crecimiento trimestral ha sido del 1%. Este dato se ha logrado en plena guerra del fútbol con Orange -que vio cómo sus ingresos cayeron un 2,5%- y con un endurecimiento de las condiciones de mercado, que ha girado hacia el 'low cost'. El ingreso medio de sus clientes de Fusión superó por primera vez los 90 euros (+1,7%) y el Ebitda volvió a positivo tras una caída significativa en el segundo trimestre.

Más allá de las fronteras locales, Brasil (+6,9%) y la división del sur en Latinoamérica (+8,7%) han sido los que mayores crecimientos de ingresos han obtenido en estos meses de verano. En el lado opuesto se encuentra Hispam Norte, con una caída del 14%.

En el lado de la rentabilidad, la provisión para el plan de bajas incentivadas en España ha acarreado pérdidas en el último trimestre y un descenso del 50% de los beneficios netos para toda la compañía en los nueve primeros meses. En total, la operadora ha reservado 1.860 millones de euros para gastos de reestructuración, de los que la inmensa mayoría (1.700 millones) irán a parar a los empleados afectados por el PSI.

En este intento por tratar de optimizar todas las inversiones, la compañía señala a la CNMV que ya ha acelerado la monetización de toda su infraestructura de torres con la venta de emplazamientos por 118 millones de euros en España, Perú, Chile a su filial Telxius, que comparte con Amancio Ortega (Pontegadea) y el fondo KKR. El objetivo es seguir esta senda en los próximos trimestres. Cuenta con 50.000 torres potencialmente 'vendibles'.

La deuda neta ha sido recortada en 1.937 millones de euros después de la venta de nueve de los centros de datos al fondo Asterion y de Telefónica Panamá. En total, la empresa sitúa su pasivo en los 38.300 millones. Todo ello si no se incluyen los arrendamientos que asciende a 7.300 millones. Si se incluye, como exige la nueva normativa contable, la deuda roza los 45.600 millones.

Con todas estas cifras sobre la mesa, mantiene los objetivos de crecimiento para el año. Y también lo hace con el dividendo: 0,40 euros por acción que serán pagados en efectivo en un primer tramo en diciembre y un segundo en junio de 2020. El presidente, José María Álvarez-Pallete, destaca el buen comportamiento de los principales mercados y la "fuerte generación de caja" que ha ayudado a la reducción de la deuda por décimo mes consecutivo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING