Viernes, 29.05.2020 - 08:59 h
Operación finalizada

Telefónica paga a Prosegur con un 0,9% de sus acciones la compra de las alarmas

Ambas partes culminan la operación, que ha sido abonada íntegramente en títulos. Éstos ya acumulan minusvalías tras el desplome en bolsa.

Helena Revoredo, dueña de Prosegur
Helena Revoredo aterriza en Telefónica con sus alarmas. / Prosegur

Prosegur Alarmas será accionista significativo de Telefónica. La operadora de telecomunicaciones ha culminado definitivamente la adquisición del 50% de esta división en España por 302 millones de euros. La totalidad del precio ha sido pagado en títulos, por lo que el grupo liderado por Helena Revoredo ostentará en torno al 0,9% de la teleco.

La operadora ha confirmado en un hecho relevante que, tras la autorización de la Comisión Europea, se ha cerrado definitivamente la adquisición por un precio de 305 millones de euros. La totalidad se ha pagado mediante la entrega de 49,5 millones de acciones. Hoy Telefónica cuenta con 5.192 millones de acciones. Por tanto, la participación de esta división será significativa en la operadora.

Estas acciones ya acumulan una minusvalía latente significativa, debido al desplome bursátil en las últimas semanas. Los títulos son transferidos a Prosegur con un precio de 6,16 euros. Hoy estos cotizan en el entorno de 5,50 euros después de varias jornadas negras por el temor a las consecuencias económicas del avance de la epidemia del coronavirus. Es decir, tiene unas pérdidas de más del 10%.

Para evitar una venta masiva de esos títulos en el mercado, Telefónica ha exigido el compromiso de Prosegur de no venderlos en un plazo estipulado, que es de nueve meses. "La presencia de Prosegur en el accionariado de Telefónica refuerza la voluntad de construir una relación estratégica", apuntan.

Este aterrizaje de una de las grandes fortunas españolas, los Gut Revoredo, se unen a otros grandes nombres españoles como Francisco Riberas, dueño de Gestamp y el consejero con más acciones, o Amancio Ortega, fundador de Inditex y socio de la filial Telxius junto al fondo estaodunidense KKR.

Esta compra se circunscribe en la estrategia de Telefónica de diversificar su negocio tradicional de conectividad, aprovechando su base de clientes."El objetivo es capturar la oportunidad de crecimiento que presenta el mercado de alarmas en España", explica la operadora, quien insiste en que aportará su capacidad de distribución, mientras que la compañía de los Revoredo añadirá los activos propios y un equipo gestor con experiencia en el mercado de la seguridad.

Ambas empresas operarán con una marca conjunta, que aún no ha sido desvelada. Las primeras ofertas comerciales se presentarán en las próximas semanas. Lo que está claro es que Telefónica echará mano, como explicó La Información, de su filial con Caixa para ofrecer financiación a la compra de los paquetes de seguridad.

Telefónica participará del negocio de alarmas en España de la compañía, que representa menos de la mitad de los 262 millones de euros que generó la división en todo el mundo. La empresa de seguridad segregará sus activos a una nueva sociedad, participada al 50% por la operadora, donde compartirá consejo de administración y gestión con la operadora.

Mientras la alianza con Prosegur coge forma, aún queda pendiente formalizar la que Telefónica anunció con Atresmedia. Desde hace varios meses trabajan en un pacto de socios igualitario con el que se guarden el as en la manga de salvar proyectos interesantes que sean rechazados por la sociedad conjunta, donde cada uno tiene un 50% del poder de voto.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING