Sábado, 15.06.2019 - 23:09 h
Valorados en 1.600 millones de euros 

Telefónica pone orden en su deuda: se lanza a recomprar sus bonos híbridos

La operadora reestructura dos bonos a corto plazo: una emisión que vencía en diciembre de este año y otra que concluía en marzo de 2020.

Telefónica
Telefónica pone orden en su deuda: se lanza a recomprar su bonos híbridos

Telefónica vuelve a reestructurar su deuda para dar aire a sus finanzas a corto plazo.  En esta ocasión, la 'teleco' apuesta por la compra de dos emisiones de bonos 'híbridos' (un instrumento de renta fija que computa como deuda y capital) que vencían en diciembre de este año y en marzo de 2020. La primera, valorada en 850 millones de euros; la segunda, en 750 millones, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Ambas serán sustituidos por una nueva emisión. 

La compañía explica que el objetivo de este movimiento es "gestionar de manera proactiva la base de capital híbrido que posee la compañía", a través de una "nueva emisión perpetua y amortizable, a opción de Telefónica, en el plazo de seis años". Así, aumenta la 'vida' de estos híbridos y Telefónica reduce su factura a devolver prevista para los próximos meses. En concreto, la 'teleco' suma más de 9.300 millones de euros a amortizar sólo a lo largo de este año

La operadora explica que el valor actual de los bonos híbridos sobre los que está dirigida la recompra es de, aproximadamente, 1.300 millones de euros, porque parte de la emisión ya se recompró el pasado año. En concreto, 704,8 y 591,8 millones de euros, en cada una de las dos emisiones, matiza la empresa.

La intención de Telefónica, explica la compañía encabezada por José María Álvarez-Pallete, es mantener el nivel actual de capital híbrido, que se sitúa en el entorno de los 7.000 millones de euros. ¿Y a cuánto ascenderá la nueva emisión? Telefónica asegura que no está fijado aún, pero sí indica que "en ningún caso el importe de la recompra será superior al importe de los nuevos híbridos emitidos".

La propuesta de recompra, según ha indicado a la CNMV, comienza este martes 5 de marzo y está previsto que finalice el 12 de marzo 2019 al cierre de mercado. Un día después, la operadora desvelará cuál ha sido el resultado de esta recompra.

Los detalles

En cuanto a los detalles en sí de la operación, Telefónica detalla al regulador que "con sujeción al nominal mínimo aplicable respecto de la serie de bonos que corresponda, el precio que se pagará por cada 100.000 euros de importe nominal de los bonos (el precio de recompra) será de 103.038 euros por cada 100.000 euros", en el caso de la emisión que vence en diciembre de este año. Respecto a los que concluyen el próximo año, será de 104.923 euros por cada 100.000 euros. "Para  cualquier bono cuya recompra sea aceptada, el emisor también pagará un importe igual al interés devengado y no pagado desde (incluida) la fecha de pago de intereses del bono inmediatamente anterior a la fecha de liquidación".

La compañía con sede en Las Tablas, también apunta que "los bonos  recomprados en virtud de la oferta podrán ser amortizados". También que "los bonos que no hayan sido válidamente ofrecidos y recomprados permanecerán en circulación tras la fecha de liquidación".

Y lanza una nueva emisión

Paso atrás y hacia delante. Tras anunciar la recompra, Telefónica ha comunicado nuevas emisiones que partirán en 2.300 millones de euros. La primera, una emisión de deuda senior por importe de 1.000 millones de euros y a un plazo de 10 años. En paralelo, otra una por importe de 1.300 millones de euros, sin fecha de vencimiento, pero con fecha de rescate dentro de 6 años y una rentabilidad del 4,375%.

La compañía explica que, en el caso de la emisión senior en euros, la demanda ha permitido incrementar el importe emitido de 750 millones de euros a 1.000 millones de euros y fijar el cupón en el 1,788%, reduciéndose en torno a 30 puntos básicos sobre las indicaciones iniciales de precio. El libro de órdenes, apunta la 'teleco' ha superado los 4.000 millones de euros, con más de 250 órdenes, de los cuales cerca del 90% son inversores internacionales. En el caso de los híbridos, a demanda ha superado los 3.000 millones de euros, sobresuscripción de en torno a 2,5 veces y cerca de 300 órdenes, que ha permitido cubrir la compra de híbridos. 

Ahora en Portada 

Comentarios