Martes, 16.10.2018 - 06:20 h
Resultados trimestrales

Los beneficios de Telefónica suben un 8,6% pese al descenso de su negocio

La operadora cierra el primer semestre con un descenso significativo de los ingresos: un 6,7%. Recorta la deuda en 380 millones.

Álvarez Pallete, Telefónica, junta 2018, accionistas
Telefónica mejora la rentabilidad mientras empeora sus ingresos. / José González

Cara y cruz para Telefónica durante el segundo trimestre del año. La compañía ha logrado incrementar el beneficio neto un 8,6% desde enero hasta junio, pese a que los ingresos totales vuelven a caer. La operadora logra por quinto trimestre consecutivo recortar la deuda. Esta vez se redujo en 382 millones.

El beneficio de la operadora durante el segundo trimestre del año creció un 9,9% hasta los 902 millones de euros. En el acumulado del semestre, el crecimiento es del 8,6%, según las cifras que ha hecho públicas hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esa rentabilidad se consigue pese a que los ingresos vuelven a caer. La facturación se sitúa en los 12.144 millones de euros durante el segundo trimestre (-6,3%). En el acumulado del semestre, la reducción es del 6,7% (si se excluyen aspectos como el tipo de cambio, la subida es del 2%). En este periodo de enero a junio es llamativa la caída importante en Brasil (-15,6%) e Hispam Sur (-13,7%). España mantiene el tipo y es, junto a Reino Unido, la única que crece ligeramente.

En el caso de Brasil, si se excluyen esos aspectos relacionados, principalmente, por el tipo de cambio, Brasil crecería casi un 1% en ingresos, mientras que Hispam Sur subiría más d eun 8%.

Los inversores ven con buenos ojos estas cifras del primer semestre. Las acciones, después de un año 2017 con una caída acumulada de más del 10%, suben por encima del 1,4%. ¿La razón? Las cifras han mejorado las expectativas del mercado tanto en ingresos (esperaban 12.052 millones en el trimestre) como en deuda neta (44.294 millones) y beneficio.

El recorte de la deuda

La deuda neta es otra de las particulares 'obsesiones' de la compañía. Su reducción se ha convertido en un objetivo prioritario. Y durante el segundo trimestre del año, este pasivo se ha recortado por quinto periodo consecutivo. En total, se colocó en 43.593 millones de euros, 382 millones menos que tres meses antes.

¿Cómo se ha reducido esa deuda? Gracias principalmente al flujo de caja libre -la caja generada por el negocio después de todos los gastos vinculados a la actividad- a cambios en los instrumentos híbridos de capital y a otros factores vinculados al alargamiento de plazos de pago con proveedores o la sentencia favorable en Brasil relativa a la base de cálculo de las contribuciones al Programa de Integración Social y a la Seguridad Social del país. Este último aspecto supone un impacto positivo en los resultados consolidados de 855 millones.

Una de las métricas más valoradas por la propia compañía es ese flujo de caja libre -a ella está vinculado el nuevo plan de incentivos para los directivos-. Este ascendió a 1.548 millones de euros y se vio afectado por la compra de espectro en Reino Unido, principalmente (619 millones de euros). La caída es del 4,8%. Si se descuentan esas adquisiciones, creció un 32,7%.

Impuestos, plantilla y objetivos

En el lado impositivo, en pleno debate sobre la posible tasa a las grandes multinacionales, Telefónica pagó 356 millones de euros en impuestos en el primer semestre, lo que supone un recorte significativo de más del 33%. ¿La razón? "Mayores devoluciones de impuestos de ejercicios anteriores y al efecto de tipo de cambio", asegura.

La plantilla de la compañía se situó en los 122.563 empleados de media, lo que supone un recorte del 3% respecto al año anterior. En el caso de España el recorte es mayor (-5%), debido al Plan de Suspensión Individual (PSI) que ya ha tenido sus efectos. Este PSI supuso un "ahorro incremental" de 29 millones de euros.

¿Y para el resto del año? La compañía mantiene los objetivos marcados de cara al mercado: un crecimiento de en torno al 1% de los ingresos -durante el primer semestre cayeron más de un 6%- hasta superar la barrera de los 52.000 millones. También deja intacto el dividendo anunciado para este ejercicio (20 céntimos por acción que se pagará el 20 de diciembre y otros 20 céntimos a finales de junio de 2019).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios