Miércoles, 18.09.2019 - 07:51 h
Primera reunión tras el consejo

Telefónica plantea adelantar la mayoría de las salidas del PSI al 31 de octubre

La operadora propone a los sindicatos que se haga en mes y medio para los que cumplen las condiciones hasta octubre.

Telefónica crea un mini Netflix de bajo coste
Telefónica quiere acelerar el PSI. / Jose González

Telefónica quiere acelerar su plan de salidas para mayores de 53 años. La compañía ha propuesto hoy a los sindicatos en una nueva reunión para negociar el convenio que el grueso de los movimientos se completen antes del 31 de octubre. De esta forma, la reducción de costes empezaría a contar antes de que finalice el año.

La operadora dio luz verde este martes a la puesta en marcha de un nuevo Plan de Suspensión Individual (PSI), calcado al que se aprobó en el año 2015 y que supuso la salida de más de 6.300 empleados de todas las filiales en España. Los detalles ya se han comunicado a los sindicatos. Y el objetivo es acelerar lo máximo su ejecución.

En concreto, la dirección de la compañía pretende que todos los que cumplen con las condiciones (53 o más años con más de 15 de trayectoria en la empresa) hasta octubre salgan antes del 31 de ese mes. El resto lo harían más adelante. Según confirman a La Información fuentes sindicales, esa primera hornada de salidas significaría entre el 85% y el 90% de los potenciales afectados (hasta 5.000 empleados).

Las mismas fuentes sindicales aseguran que le han comunicado sus dudas sobre cómo se pueden implementar el grueso de las salidas en un periodo corto de tiempo. Desde la compañía aseguran que están preparados para absorberlo.

El resto de condiciones se quedan prácticamente idénticas a las que tenía el plan anterior: la empresa cubre los costes de Seguridad Social y cobertura sanitaria y ofrece el 68% del salario fijo que tenga ese empleado en el momento de firmar su salida.

Este nuevo Plan de Suspensión, sobre el que había un creciente interés en la plantilla en España, acarreará un coste de algo más de 1.600 millones de euros, según confirmaba este martes la compañía. La gran mayoría de ese desembolso deberá ser provisionado ahora, como sucediera en el que arrancó en 2016.

Hasta 2015, la 'teleco' esgrimió el tradicional Expediente de Regulación de Empleo (ERE) como 'arma' para ir reduciendo su plantilla en España ante el incremento de la competencia y la reconversión del sector de las telecomunicaciones. Tras estos expedientes se puso sobre la mesa el PSI voluntario a finales de 2015. En los tres años en los que se alargó supuso un coste de 3.774 millones de euros. El mayor esfuerzo se vio reflejado en las cuentas del año 2015, año en el que arrancó el convenio. Según consta en sus cuentas, reservó 2.896 millones por este motivo.

El PSI ha sido una de las dos grandes medidas que ha planteado el consejo de administración de este martes, que se reunió después de la crisis bursátil del verano. La otra se ha centrado en las torres de telecomunicaciones: Telefónica tira del 'boom' de este segmento y pone el cartel de 'Se Vende' para unas 50.000 instalaciones en sus principales mercados.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios