Sábado, 20.10.2018 - 02:50 h
Uterqüe, la última en llegar

Tmall, el bazar chino de Alibaba que abre aquel mercado a las marcas españolas 

Las firmas españolas están apostando por este portal de ventas internacionales para llegar al consumidor chino.

China
El comercio online mueve más de 650.000 millones de euros en China / Pixabay

China es el 'dorado' para la mayoría de empresas de productos y servicios del mundo. Es el país más poblado, con casi 1.400 millones de personas -y creciendo-, y se disputa con Estados Unidos el título de 'primera potencia económica mundial', con un Producto Interior Bruto (PIB) de 2,55 billones de euros -aumentó un 6,8% en el primer trimestre de este año-. Unos ingredientes que lo convierten en el objeto de deseo de las firmas internacionales, ya que el potencial de ese mercado es ingente.

Por ello, multitud de marcas de Occidente desembarcan cada año en el gigante asiático para aumentar sus ventas ante el evidente agotamiento del mercado europeo. Entre, ellas, por supuesto, están muchas españolas, puesto que China ya supone el 24,4% de las exportaciones nacionales fuera de la UE, es decir, nuestro tercer mercado exterior, por detrás de Argentina (51%) y Nigeria (28,7%). 

Pero más allá de los productos de alimentación, que son objeto de culto en el país asiático -sobre todo el jamón ibérico y el aceite de oliva-, el sector textil también ha visto una oportunidad en China, sobre todo porque sus habitantes cada vez adquieren más costumbres y tendencias de Europa. En un mundo globalizado y muy influido por las redes sociales, muchas marcas que triunfan aquí son veneradas en esta zona del mundo. 

Aunque las preferidas son las de lujo, sobre todo por esa nueva clase pudiente que está naciendo en China, las de menor rango también tienen su público, y entre ellas están las 'low cost', donde España tiene uno de los caballos ganadores con el gigante Inditex. Por eso, muchas marcas nacionales han abierto tiendas en los últimos años en este país. Si bien entrar directamente en este mercado no es nada sencillo, por lo que muchas están adoptando una nueva estrategia para introducirse en China con menos riesgos y de la mano de una de sus mayores empresas.

Tmall, el 'bazar' de Alibaba

El comercio electrónico es ya una vía más de las firmas para lograr ingresos y es una de las que más potencial tiene, ya que la posibilidad de adquirir productos sin salir de casa o mientras se camina por la calle es algo que cada vez atrae a más gente. Sin duda, es el futuro del consumo, y en China lo saben muy bien, pues factura al año 752.000 millones de dólares (650.000 millones de euros), según los últimos datos de la Oficina Nacional de Estadística del país. 

Una magnitud que tiene detrás a un gran culpable. Porque en una nación que tiene bloqueadas multitud de webs y plataformas occidentales -por ejemplo, Facebook o Instagram-, son las empresas locales las que se han beneficiado del auge de este tipo de comercio. Y, sobre todo, una, que es además una de las compañías más grandes del mundo. Se trata de Alibaba, un gigante que hace competencia directa a Amazon y que tiene una valoración en bolsa de cerca de 500.000 millones de dólares (unos 450.000 euros) y facturó el pasado año 32.500 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 58%.

La empresa puesta en marcha por Jack Ma, el 'Steve Jobs chino', vende ya a todo el mundo y a la inversa, permite que numerosas marcas internacionales vendan en alguna de sus plataformas. Porque Alibaba es un conglomerado de portales de venta diferenciadas por su funcionamiento -ventas al por menor, ventas entre empresas, etc...-. La más famosa es Aliexpress, si bien tiene otro 'e-commerce' que cada vez gana más peso por permitir a los consumidores chinos adquirir productos procedentes de otras partes del mundo.

Se trata de Tmall, la plataforma de venta para firmas internacionales, una especie de 'bazar' en el que confluyen diferentes marcas de todo el mundo y que constituye para muchas su puerta de entrada al gigante asiático. Actualmente, Tmall tiene 500 millones de usuarios activos en China, de ahí que sea un lugar perfecto para quienes se inician en un mercado al que no es nada fácil acceder, pues está muy protegido por el Gobierno. 

Por ello, muchas marcas empiezan su 'aventura china' a través de ella, entre las que hay numerosas firmas españolas. La última en unirse ha sido Uterqüe, la firma más joven de Inditex, que está desarrollando su internacionalización y ha elegido esta fórmula para entrar en China sin asumir de primeras los riesgos que tiene abrir una tienda física -lo hará a lo largo del año - y para poder, así, testar el mercado chino a través de Tmall. 

Pero no es la única del grupo que tiene su espacio en esta plataforma. Su marca emblema, Zara, también está presente a pesar de que cuenta con 178 establecimientos en el país, así como Stradivarius, Pull&Bear, Bershka, Oysho e incluso su firma del hogar, Zara Home. Así, Inditex cuenta con una vía extra de ventas en China más allá de sus propios locales, que son un total de 572.

Por su parte, la catalana Mango también está presente en Tmall, pues China y Rusia son los dos mercados más atractivos para la compañía actualmente y, a la vez que suman aperturas cada año (quieren llegar a tener 1.500 establecimientos) entran en el país por medio de otros canales.

Tendam, el antiguo grupo Cortefiel, también ha puesto sus pies en Tmall, pero, de momento, solo con su firma más joven, Springfield. Ni la propia Cortefiel ni Women'Secret cuentan por ahora con un canal oficial en esta web. Y aquí no queda la cosa, porque otra de las marcas españolas más famosas también está en el portal propiedad de Alibaba, y quizá es la que menos esperábamos, ya que no juega en la liga 'low cost'. 

Se trata de la firma de joyería y complementos Tous, que también tiene su página oficial en Tmall donde vende sus joyas con el codiciado oso. Precisamente, la compañía catalana está impulsando su crecimiento en Asia y el pasado año abrió su filial en Shánghai, desde donde dará servicio al conjunto de tiendas que tiene en la región de Asia-Pacífico. En China no llega de momento a la veintena de espacios físicos, de modo que su desembarco en Tmall contribuye, sobre todo, a darse a conocer y a probar si el famoso osito tiene tanta popularidad en el gigante asiático como la tiene aquí.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios