Viernes, 13.12.2019 - 03:39 h
La factura asciende a 3.700 millones

El Tribunal de Cuentas reprocha al Frob no vigilar el coste de los litigios de Bankia

Apercibe a la institución por no controlar adecuadamente el coste jurídico de la salida a bolsa ni de la venta de preferentes

El Tribunal de Cuentas ha desvelado un incremento de casi 6.000 millones en el coste del rescate bancario desde 2015,/ EFE
El Tribunal de Cuentas reprocha al Frob no vigilar el coste de los litigios de Bankia. / EFE

El Tribunal de Cuentas no está nada satisfecho con la gestión del coste de los litigios de Bankia que está haciendo el Frob, el fondo de rescate español. Por ello, en la actualización a diciembre de 2018 del informe sobre el rescate bancario, el órgano fiscalizador apercibe a la institución que preside Jaime Ponce por no haber controlado adecuadamente el coste de los litigios asociados a la salida a bolsa de Bankia ni de los pleitos asociados a la venta de preferentes durante los tres últimos años. Sendos procedimientos suponen una factura para las cuentas públicas que asciende a casi 3.700 millones de euros

Dicho documento, que se elabora con un carácter trienal, muestra que los costes asumidos por BFA -la matriz del banco que preside José Ignacio Goirigolzarri y cuyo capital es al 100% de titularidad pública- relativos a contingencias legales de Bankia ascienden a 3.693 millones de euros, de los cuales, 2.589 millones proceden de arbitrajes y litigios asociados a la venta de híbridos (preferentes), mientras que los 1.104 millones de euros restantes están asociados a la OPS (salida a bolsa).

En las conclusiones sobre la fiscalización del rescate bancario, que como adelantó este medio asciende ya a 66.578 millones de euros, el Tribunal de Cuentas advierte al Frob de que no ha establecido un sistema de revisión de los costes a asumir por BFA. Además incide en que el organismo público carece de información sobre cada uno de los pagos que BFA ha efectuado a Bankia por las mencionadas contingencias legales,habiendo elaborado solo documentos con información agregada.

BFA y Bankia firmaron en 2014 y 2015 una serie de acuerdos para repartirse los costes de los litigios asociados a la salida a bolsa y a las preferentes. Los mismos establecen que BFA se hace cargo del arbitraje de las preferentes -y del coste de los pleitos civiles cuando Bankia alcance su máximo de 246 millones de euros- y del 60% de las pérdidas de las disputas judiciales de la OPS.

En este sentido, el Tribunal de Cuentas también reprocha al Frob que no ha realizado comprobaciones documentales sobre expedientes individuales con el objetivo de asegurarse de que en los mismos se respetan los límites y las condiciones establecidas en los convenios de reparto de costes firmados entre la entidad financiera y BFA. Y es que Bankia se encarga de la gestión de los procedimientos judiciales y después le pasa la factura a BFA con su parte correspondiente.

Coste futuro de 124 millones para litigios

De cara los próximos años, el Tribunal de Cuentas estima un coste futuro por la comercialización de híbridos de 124 millones de euros y, en este contexto, recomienda al Frob "establecer un sistema de gestión de BFA que le facilite la comprobación de las condiciones establecidas en los convenios formalizados entre BFA y Bankia para el reparto de los costes por las contingencias legales derivadas de la comercialización de híbridos y de la oferta pública de suscripción de acciones de Bankia".​

En el rescate de Bankia se inyectaron 22.400 millones de euros, de los cuales ya se han devuelto 3.083 millones que permanecen en BFA. La mayor parte de este total, 2.122 millones, se ha obtenido gracias a la privatización parcial del banco -1.304 millones de euros resultado una colocación del 7,5% del capital en enero de 2014 y 818 millones en la venta del 7% de diciembre de 2017-, mientras que los 961 millones restantes se corresponden con dividendos ordinarios.

Para recuperar el 100% de las ayudas públicas, no obstante, aún faltan más 19.000 millones de euros. El valor neto de la participación en Bankia que considera el Tribunal de Cuentas es de 9.560 millones, si bien la cuota del Estado en la entidad apenas tiene un valor de mercado de 3.200 millones, lo que supondría que, de vender ahora, no se recuperarían ni un tercio de las ayudas inyectadas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING