Lunes, 25.05.2020 - 04:59 h
Su precio ha subido un 22%

Los aranceles de Trump a la aceituna negra española la sacan del mercado

La Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa) critica con dureza la falta de compromiso político de la UE.

Todo parece indicar que la ‘Guerra contra la aceituna negra’ de EEUU está en marcha.
La ‘Guerra contra la aceituna negra’ de EEUU ya empieza a afectar duramente a sus exportaciones e ingresos./EFE.

La Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa) asegura que la aplicación de aranceles provisionales a la aceituna negra en EE.UU., que las ha encarecido un 22%, "está sacando" a España del mercado, y critica la falta de compromiso político de la Comisión Europea.

El secretario general de esta patronal, Antonio de Mora, detalla que la exportación de aceituna de mesa negra de España a EE.UU. se ha desplomado en el primer trimestre del año un 42,4% respecto al mismo período del año anterior, pasando de 6,9 millones de kilos a 4, con unas pérdidas económicas que rondan los 7 millones de euros.

Una fuerte caída porcentual para España que se acrecentará los próximos meses y que contrasta con el repunte de las exportaciones de Marruecos (33 %), Egipto (50 %) y Turquía (82,3 %). Se constata que las empresas han ido perdiendo clientes, que "de la noche a la mañana, te sacan del mercado", insiste.

Según De Mora, la aceituna negra es la que más ha crecido en los últimos 15-20 años en los mercados de exportación, superando incluso a la verde en algunos ejercicios, y tenía un potencial enorme; los empresarios americanos van buscando proveedores alternativos, incluidos otros países de la Unión Europea (UE), que podrían fortalecer su producción para atender la demanda en EE.UU.. "No tenemos queja del apoyo técnico y jurídico de la UE en este proceso", pero "es evidente" que la reacción política no ha sido la misma con la aceituna de mesa que con el acero o el aluminio.

Una postura que el sector empresarial no entiende, más aún "cuando llevamos sufriendo desde noviembre estos aranceles (provisionales)", que han derrumbado las exportaciones. A su juicio, aún es pronto para hablar de las pérdidas globales hasta que EE.UU. adopte las resoluciones definitivas sobre los aranceles, porque puede suprimirlos, subirlos o bajarlos, aunque "mucho nos tememos que no tienen ninguna intención de eliminarlos".

Según cálculos de Asemesa, si se terminan imponiendo aranceles durante diez años, se acumularían unas pérdidas de 70 millones de euros en cada ejercicio; casi 700 millones en todo el período. Para algunas empresas, EE.UU. representa el 20 % de su producción y alguna cooperativa importante ya ha manifestado que ha mantenido reuniones con su comité de empresa y "está tomando medidas", a lo que suma el freno a muchas inversiones, señala.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING