Miércoles, 18.09.2019 - 07:36 h
Ante la presión de los inversores

Uber completa dos rondas de despidos en EEUU: más de 800 salidas en dos meses

La compañía busca reducir personal en departamentos como marketing e ingeniería ante la presión del mercado por lograr la rentabilidad.

Dara Khosrowshahi, nuevo CEO de Uber. / École polytechnique - J.Barande
Dara Khosrowshahi, CEO de Uber. / École polytechnique - J.Barande

Su salida a bolsa sacudió los mercados por sus abultados números rojos. La presión por acelerar su llegada a la rentabilidad se ha intensificado en las últimas semanas. Uber ha ejecutado dos paquetes de despidos en menos de dos meses que han supuesto la salida de más de 800 personas en los departamentos de marketing e ingeniería.

La primera medida tuvo lugar en julio. La compañía de transportes anunció la salida de 400 trabajadores del departamento de marketing, lo que supone un tercio de toda la plantilla de esta unidad. "Muchos de nuestros equipos son demasiado grandes, lo que crea un trabajo duplicado, crea problemas a la hora de tomar decisiones y puede conducir a resultados mediocres", aseguró el consejero delegado de la empresa Dara Khosrowshahi, en un correo electrónico al resto del equipo. La inmensa mayoría de esas salidas pertenecen a puestos ubicados en Estados Unidos.

Antes de ese primer movimiento hubo una sacudida en el equipo directivo. El consejero delegado abrió la puerta a dos altos ejecutivos. Por un lado, el director de Operaciones ('número 2'), Barney Harford, muy cuestionado internamente por su comportamiento, según desveló The New York Times en una investigación. Por otro, Rebecca Messina, directora de marketing. Sus responsabilidades fueron repartidas entre el responsable de Comunicación y el propio CEO.

Ahora, llega un nuevo movimiento de la tecnológica. Pero esta vez en uno de los departamentos clave en una compañía de este sector: el de ingeniería y producto. Ha comunicado la salida a 435 empleados, lo que supone en torno al 8% de toda la plantilla de esta división. "En cierto punto, tener equipos más grandes no significa obtener mejores resultados. Es fundamental que recuperemos nuestra ventaja y nos esforcemos continuamente para mejorar", apuntó el CEO en otra comunicación.

Buena parte de las salidas se concentran en Estados Unidos. Según la publicación especializada Techcrunch, que adelantó esta decisión de la compañía, más del 85% de los despedidos trabajaban allí, mientras que el 10% lo hacía en Asia y el 5% en Europa.

Presión por las pérdidas

El estreno en bolsa, que tuvo lugar en mayo, ha desembocado en una fuerte presión de los inversores y accionistas ante las abultadas pérdidas que ha ido comunicando la empresa. En el segundo trimestre de este ejercicio, sufrió unas pérdidas de 5.200 millones de dólares, un nuevo récord. En el lado del negocio, el ritmo de crecimiento fue el más bajo desde su fundación.

Hay que recordar que estas abultadas pérdidas se debieron fundamentalmente a las compensaciones en forma de acciones que la empresa tiene con su equipo y que se desbloquearon con la salida a bolsa. Si se excluye ese efecto, los números rojos se colocaron en los 1.300 millones de dólares, muy por encima de los 878 millones de un año antes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios