Domingo, 08.12.2019 - 16:23 h
Tras el movimiento de Cabify

Uber lanza su servicio de taxis en Madrid tras aliarse con uno de los jefes de la VTC

Echa mano del dueño de la Ciudad del Taxi, que le proveerá de 50 vehículos para arrancar este servicio, con el que competirá con Cabify y FreeNow.

Uber lanza su servicio de taxi en Madrid
Uber lanza su servicio de taxi en Madrid. / Uber

Primero llegó Cabify... y ahora Uber. Las grandes tecnológicas se abren al que fue su máximo rival. La estadounidense lanza este viernes su servicio de taxi en Madrid. Lo hace después de haber llegado a un acuerdo comercial tras meses de negociaciones con uno de los grandes jefes de este sector y también de las licencias VTC. Iniciarán la actividad con medio centenar de vehículos (apenas el 0,3% del total), que 'competirán' con el resto de conductores en la plataforma.

La norteamericana lleva meses de conversaciones. Pero el precedente ha sido la aprobación del reglamento del taxi de la Comunidad de Madrid, que permite al taxi ofrecer precios cerrados y descuentos en sus tarifas. Esta regulación, que facilita la precontratación, ha sido la alfombra roja para ellos. Sólo quedaba lograr los primeros taxistas para unirse a la plataforma. Y los han encontrado en un viejo conocido.

El aliado para este lanzamiento es Jesús Ramos, dueño de La Ciudad del Taxi, una empresa de servicios para este sector. El empresario cuenta con centenares de licencias VTC que sirvieron a la propia Uber para regresar con su servicio de alquiler de vehículos con conductor en Barcelona antes de su salida por el decreto de la Generalitat. Cuenta con varias sociedades con las que ostentan varias de estas autorizaciones. Esta fórmula también fue la elegida por Cabify, que 'tiró' de extaxistas dueños de estas licencias para sumar taxis a su servicio lanzado en verano.

Este acuerdo le permitirá incluir una primera base de medio centenar de taxistas que serán los primeros que se unan a la plataforma. Una de las grandes novedades es que cuando un usuario solicite un viaje en UberX (su servicio de VTC) le recogerá el vehículo más cercano, sea un taxi o una VTC. Es decir, competirán de tú a tú. "Los tiempos de espera se verán reducidos en toda la ciudad", apunta la compañía.

Los taxistas que se sumen tendrán acceso a la aplicación de Uber -mapas predictivos de demanda o la posibilidad de recibir un viaje en una zona cercana al destino antes de terminar el actual- y también al programa de cobertura que tiene contratado con AXA, que cubre a conductores y repartidores en Europa.

"Queremos convertirnos en un socio a largo plazo de las ciudades, trabajando con el taxi y las administraciones públicas", explica el director de Uber en España, Juan Galiardo, quien insiste en que los taxistas verán crecer sus ingresos con este nuevo servicio, aunque no ha hecho pública ninguna previsión. La comisión será similar a la cobrada por FreeNow (antigua Mytaxi): 12%.

Competir con Cabify... y FreeNow

Con este movimiento, Uber deberá batirse el cobre con su rival en España, Cabify, y también con FreeNow (antigua Mytaxi). La primera llegó a lanzar una promoción el pasado mes de septiembre para no cobrar ninguna comisión durante tres meses a los taxistas que se sumaran a su plataforma. La segunda puso en marcha en verano su servicio de precio fijo con descuentos medios de hasta el 15% en cada viaje (que serán asumidos por la empresa y no por el taxista, que cobrará en base a lo que marque el taxímetro). 

Queda por ver la recepción del aterrizaje de Uber en el sector del taxi. "Dependerá de si dan trabajo o no; el taxista lo que busca es llevar dinero a casa", apuntaba a La Información tras el lanzamiento de Cabify un directivo del taxi, que confirmaba que si la compañía no obliga a llevar distintivos ni a hacer muchos cambios "logrará incrementar mucho la cifra en los próximos meses". La visión oficial del sector era bastante crítica. Para Fedetaxi, resultaba "perjudicial" y "cortoplacista" que hubiera taxistas operando en estas plataformas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING