Miércoles, 19.12.2018 - 09:16 h
Pone fin al juicio en un tribunal de San Francisco

Uber paga 196 millones a Google y cierra el caso del espionaje del coche autónomo

Se acusaba a Uber de haber robado y utilizado información confidencial tras adquirir Otto, firma de un ingeniero que trabajó para Google.

Uber cierra el frente judicial que tenía abierto con Google (EFE)
Uber cierra el frente judicial que tenía abierto con Google (EFE)

Uber y Waymo, la unidad de Google centrada en vehículos autónomos, anunciaron este viernes que han llegado a un acuerdo para cerrar la disputa legal que mantenían por un supuesto robo de tecnología.

El pacto pondrá fin al juicio que se había iniciado esta semana en un tribunal de San Francisco (California, Estados Unidos) y a un caso que había agitado Silicon Valley durante el último año.

Uber pagará a Waymo con un 0,34% de sus acciones que, dada su valoración actual de 72.000 millones de dólares, equivalen a unos 240 millones de dólares (196,2 millones de euros), según varios medios estadounidenses.

Una compra estratégica

Waymo acusaba a Uber de haber robado y utilizado información confidencial sobre sus vehículos autónomos tras adquirir Otto, la empresa de un ingeniero que había trabajado anteriormente en la filial de Google.

Dicho ingeniero, Anthony Levandowski, fue despedido por Uber el pasado año en medio de la polémica, aunque la empresa siempre defendió que no había utilizado tecnología de su rival.

Según Waymo, Levandowski se habría llevado hasta 14.000 documentos confidenciales que habrían permitido a Uber avanzar su programa de desarrollo de vehículos autónomos.

En un comunicado, la consejera delegada de Uber, Dara Khosrowshahi, admitió que la adquisición de Otto "se podría y se debería haber llevado de otra forma", pero insistió en que ninguna información secreta llegó a su compañía.

"Aunque no puedo borrar el pasado, puedo comprometerme en nombre de cada empleado de Uber a que aprenderemos de él y lo tendremos en cuenta en todas nuestras acciones futuras", dijo.

Waymo, por su parte, aseguró que el pacto asegura que Uber no usará ninguna información confidencial y protegerá su propiedad intelectual.

"Estamos comprometidos a trabajar con Uber para garantizar que cada compañía desarrolla su propia tecnología", indicó la empresa en una nota.

Ahora en Portada 

Comentarios