Jueves, 21.11.2019 - 01:17 h
El directivo tenía derecho a percibir 56 millones

Ana Botín se hartó de Orcel tras esperar seis meses y no pagar UBS ni un solo euro

Ana Botín, presidenta Banco Santander
Ana Botín, presidenta Banco Santander / BANCO SANTANDER - Archivo

Si ya sorprendió el nombramiento de Andrea Orcel como nuevo consejero delegado de Santander, más todavía que el grupo que preside Ana Botín haya cancelado su fichaje. ¿La razón? La entidad cántabra se niega a asumir la prima de 55 millones de euros que le exige el banquero italiano ante el coste político y reputacional que semejante cifra conlleva después de que UBS se haya opuesto a aportar un solo euro de esta cantidad.

Santander anunció la incorporación de Orcel, cuyo sueldo se iba a situar algo por debajo de los 10 millones de euros anuales, a finales del pasado mes de septiembre. Desde entonces, el banquero ha mantenido un duro pulso con UBS con el objetivo de que la entidad facilitase su salida, pero la firma helvética no ha cedido ni un solo milímetro al entender que el hasta entonces presidente de su banco de inversión fichaba por un competidor.

Una vez que UBS rechazó pagarle parte de la retribución en diferido -tampoco le dejó incorporarse a su nuevo puesto antes de los seis meses que estipula la cláusula ‘garden leave’ de su contrato-, Orcel ha exigido el pago de los 55 millones a Santander, que se ha negado en rotundo al considerar “inaceptable” que un banco de inversión tenga que hacer frente a tal desembolso para fichar a un directivo.

Y es que Ana Botín ha preferido el sonrojo que supone cancelar a tiempo el fichaje de Orcel, antes de cargar durante años con el coste político y reputacional que lleva asociado pagar una cifra astronómica por un consejero delegado en un momento en que el sector lucha por recuperar el prestigio perdido tras la crisis financiera y después de que lo que ha pasado con Banco Popular. Más si cabe con la trayectoria de indemnizaciones multimillonarias de la entidad, a saber de las que recibieron en su día Ángel Corcóstegui y José María Amusátegui, cuyo importe conjunto asciende a casi 150 millones de euros.

“Como banco comercial, teníamos que sopesar el alto coste de contratar a un profesional, aunque sea alguien del talento de Andrea Orcel, a quien había que compensar la pérdida de siete años de salario diferido, con nuestra cultura corporativa, que implica compromiso y responsabilidad con nuestros empleados, clientes y accionistas. Por eso el consejo y yo misma, estamos convencidos de que, pese a que resulta una decisión difícil, hemos tomado la correcta”, comentó la presidenta del banco.

 Cuando informó sobre la llegada de Orcel, Santander confiaba en poder rebajar su coste de incorporación. Algunas fuentes apuntan que en un 50%. Por su parte, UBS, consultado por este medio, aseguró que “todas las partes” implicadas conocían las reglas del plan de compensación del banquero de inversión. Por tanto, no sería descabellado pensar que Orcel, conocido por ser un tiburón de los negocios, hubiera conseguido convencer a la entidad cántabra de que la firma helvética se iba a hacer cargo de parte de sus bonus sin tenerlo cerrado previamente.

Álvarez se mantendrá como CEO durante los próximos años

Sea como fuere, tras el frustrado fichaje de Andrea Orcel, lo cierto es que José Antonio Álvarez, que tenía previsto ocupar la presidencia de Santader España a partir de marzo, se mantendrá como número dos del grupo durante los próximos años, ocupando además la vicepresidencia del consejo de administración, que tiene una vacante tras el reciente cese de Juan Miguel Villar Mir. Así, Rodrigo Echenique se mantendrá al frente de la división española hasta que la entidad encuentre un sustituto.

Respecto a la posición de Álvarez en el banco, en el sector financiero no hay una corriente clara. Entre las fuentes consultadas, hay quienes interpretan que sale reforzado tras este lío, pues ha ganado la segunda silla más importante del consejo, que se suma ahora al cargo de consejero delegado, aunque también los hay que opinan que queda desautorizado después de que la presidenta intentare haya intentado sustituirle.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING