Jueves, 19.09.2019 - 11:31 h
Mejora su situación patrimonial

Un negocio llamado Wanda: el Atlético eleva un 60% los ingresos de sus socios

El equipo madrileño reconoce que, pese a la mejora de ingresos, elevó de 102 a 125 millones de euros la deuda a su personal deportivo.

Foto Atlético de Madrid
Un negocio llamado Wanda: el Atlético eleva un 60% los ingresos de sus socios. / Efe

Un buen año en lo deportivo y en lo económico. El Atlético de Madrid selló la última temporada (la 2017/2018) ganando la UEFA Europa League y mejorando su cuenta de resultados. Una parte de esa mejora viene de sus fieles. Ha disparado en un 60% los ingresos que logra gracias a sus socios y abonados tras el traslado al Wanda Metropolitano, según reconoce en las últimas cuentas de resultados.

Esa facturación se incrementó desde los 25,7 millones de euros a los 41,3 millones en el ejercicio cerrado el 30 de junio de 2018. El club justifica el alza por la mayor capacidad del nuevo estadio (ha pasado de las 54.900 plazas del Calderón a las 67.800 del Wanda Metropolitano) y porque también ha cambiado sus precios y la distribución de los abonados. "El club ha alcanzado en este ejercicio la mayor cuota de socios en su historia con una cifra a final de temporada de 122.190, de los cuales 56.407 son socios abonados y 65.783 socios no abonados".

Y es optimista aunque reduzca el ritmo de crecimiento. Después de elevar un 19% el número de socios, prevé superar los 125.000 en la temporada actual. Gracias al mayor aforo, el Atlético vende más abonos, con mayor abanico de precios, como imán para atraer a los aficionados al nuevo estadio, situado lejos del Manzanares. Aspiraba con ello a "lograr que los aficionados acudieran masivamente al nuevo estadio desde el primer día", reconoce en la memoria que ha remitido al Registro Mercantil.

¿Cuánta gente fue al nuevo estadio? "La asistencia de espectadores a los partidos disputados por el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano superó el millón y medio de personas, con una ocupación media del 82% en Liga, del 79% en competición europea y del 63% en Copa del Rey, enumera el equipo rojiblanco.

Más ingresos, beneficio a la baja

Esos ingresos por abonados y socios son, sin embargo, una pequeña parte del balance del Atlético de Madrid. Se quedan lejos, por ejemplo, de los 110 millones que logró por retransmisiones, de los 53 millones que obtuvo por participar en las competiciones europeas o de los 72 que consiguió por publicidad y patrocinios. También, asume que logró más de 41 millones vía ingresos vinculados a la operación Mahou-Calderón. En total, el Atlético ingresó 333,2 millones de euros durante la pasada temporada (un año antes fueron 258 millones). Sin embargo, su beneficio se recortó como consecuencia de elevar sus gastos de explotación. Pasó de 4,9 a 4,4 millones de euros.

La pasada temporada, financieramente, también estuvo marcada por una inyección de fondos (vía ampliación de capital de 5,4 millones de euros) y por una reestructuración de su deuda. Pasos que dieron mayor equilibrio a su balance. El Atlético asume que al cierre de la pasada temporada contaba con un patrimonio neto positivo de 85,4 millones de euros, pero con fondo de maniobra negativo de 187,9 millones. Hace un año ese concepto (que mide la capacidad de haber frente a los pagos que tiene que realizar a corto plazo) superaba los 259,5 millones.

El Atlético justifica que ese desequilibrio es habitual en los equipos de fútbol y que se "debe por un lado a las importantes inversiones en jugadores efectuadas en las últimas temporadas destinadas a la mejora de los resultados deportivos y, por tanto económicos, con el objetivo de participar en competiciones europeas".

Eleva la deuda a la plantilla

El gasto en la plantilla 'colchonera' se disparó un 12,7%, desde 210,9 a 237 millones de euros, según detalla en el informe, porque ha reducido los incentivos individuales y las remuneraciones por imagen, a 9 y a 1,2 millones de euros, respectivamente. El Atlético también asume que debe 125 millones de euros a su personal deportivo (un año antes eran 102,8 millones), de los que 113 millones correspondían al primer equipo. 

Eleva su deuda con la plantilla en un año en el que ha reestructurado su deuda. Sus obligaciones a corto plazo se han reducido desde 269,3 a 119,2 millones; mientras que a largo plazo pasan de 188,8 a 294,7 millones de euros. Parte de esa deuda está "garantizadas con determinados derechos propiedad de la sociedad". Por ejemplo, indica que "159,6 millones de euros están garantizados con los derechos urbanísticos correspondientes al club en el ámbito Mahou - Calderón".

Lo que se mantiene invariable son las garantías prestadas por sus principales directivos. Tanto su "presidente, [Enrique Cerezo], como su consejero delegado [Miguel Ángel Gil Marín] y sociedades vinculadas a ellos actúan como garantes de forma personal y solidaria respecto a deudas del club con terceros, ascendiendo el importe de las garantías prestadas a un total de 317 millones de euros. Al cierre del ejercicio 2016/2017, el importe global de las garantías prestadas ascendió a 374 millones de euros", resume el club.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios