Jueves, 19.09.2019 - 18:00 h
Gana 153 millones, un 7,2% más

Unicaja se sanea durante 2018 y acude 'limpia' a su posible unión con Liberbank

El banco que preside Manuel Azuaga acelera dos años su plan estratégico y repartirá el 40% de las ganancias vía dividendo.

Unicaja y Liberbank
Unicaja y Liberbank / EUROPA PRESS

Unicaja Banco acaba de presentar los que pueden ser sus últimos resultados anuales antes de proceder a su fusión con Liberbank. La antigua caja andaluza ha registrado un beneficio neto atribuido de 153 millones de euros en el ejercicio 2018, cifra un 7,2% superior a la obtenida un año antes, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El banco que preside Manuel Azuaga ha reducido un 21,7% el importe de sus activos no productivos durante el ejercicio y ha elevado su ratio de capital CET1 'fully loaded' hasta el 13,5%. Así, tras mejorar la calidad del balance y sus niveles de solvencia, Unicaja anticipa dos años la expectativa prevista para 2020 de repartir entre sus accionistas el 40% de las ganancias vía dividendo.

En concreto, la entidad con sede en Málaga propondrá a su Junta de Accionistas la distribución de 61 millones de euros, esto supone un dividendo de 3,8 céntimos por acción, un 76% más que en el año previo. El saneamiento de Unicaja se traduce en una caída de dos puntos porcentuales de la tasa de morosidad, hasta el 6,7%. El banco además ha elevado hasta el 57% su ratio de cobertura.

El aumento del beneficio se sustenta en un aumento del 3,1% de los ingresos netos por intereses y una reducción de los gastos de explotación del 2,2% en un ejericio en el que ha alcanzado un acuerdo con los trabajadores para reducir en 760 trabajadores la plantilla en tres años. El margen de intereses (ingresos por intereses menos gastos por este mismo concepto) cerró 2018 en 601 millones de euros, mientras que las comisiones se elevaron un 2,4% a perímetro consntante, sin tener en cuenta la integración de España Duero.

Los ingresos totales (margen bruto), en cualquier caso, se mantuveron prácticamente planos en 999 millones de euros (+0,2%). A cierre de 2018, el saldo de activos no productivos, netos de provisiones, se situó en 1.533 millones de euros, representando el 2,7% de los activos totales del grupo, frente al 3,6% de un año antes.

En cuanto a la actividad, las formalizaciones alcanzaron los 3.248 millones de euros. En el segmento de pymes, el crecimiento fue del 18% respecto al ejercicio 2017, mientras que, en particulares, las nuevas concesiones aumentaron un 23%, un 19% en el caso de las hipotecas y un 33% en créditos al consumo y otros. La rentabilidad en términos de ROE está en el 4%, 10 puntos básicos menos que un año antes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios