Lunes, 09.12.2019 - 05:19 h
Por la transferencia de competencias

La Universidad Europea pasará al capital riesgo... si el Gobierno de Madrid acepta

El fondo Permira ha pagado 770 millones de euros a Laureate en un acuerdo supeditado a la autorización de los reguladores educativos. 

Universidad Europea de Valencia
Universidad Europea de Valencia, una de las que acaba de adquirir Permira. / Universidad Europea

El fondo de capital riesgo Permira se ha hecho con la Universidad Europea de Madrid este miércoles tras pagar 770 millones de euros a sus hasta ahora propietarios, Laureate Education. Pero, ¿puede un fondo de este tipo meterse en la educación y hacerse con una universidad? Eso es lo que tienen que decidir ahora los reguladores educativos que en España son los gobiernos regionales. 

En el trato que han cerrado este mismo miércoles ambas firmas, se incluyen los centros educativos de Madrid, Valencia y Canarias, por lo que serán estas comunidades autónomas en el puesto de reguladores las que -debido a la transferencia de competencias- tengan que decidir sobre la conveniencia o no de esta operación para el bien común. 

Además, también se transferirán cuatro centros más en la vecina Portugal, por lo que este país tiene que informar a sus instituciones pero no tiene posibilidad de veto sobre el acuerdo societario. Por tanto, el foco se pone ahora sobre la decisión que pueda tomar la propia Comunidad de Madrid, autonomía que alberga el centro más importante -pese a que también serán sustanciales las decisiones de Comunidad Valenciana y Canarias-. 

Y es que, según confirman fuentes cercanas al proceso, será el Gobierno de Ángel Garrido el que deba decidir sobre la "solvencia del proceso educativo" que puede dar un fondo de capital riesgo a una universidad, hecho hasta ahora inédito en España. 

Una valoración de casi 15 veces Ebitda

El precio de venta, 770 millones de euros -con el que ha batido a otros seis inversores-, supone una valoración de la compañía de casi 15 veces el Ebitda logrado durante el último ejercicio, el de 2017, por lo que la apuesta de Permira es clara. Por ello, se espera que se cierre la operación durante el primer semestre de 2019 si las decisiones políticas no causan ningún retraso significativo. 

De acuerdo con las cuentas de 2017, el centro de Madrid, el más grande,  consiguió ingresar 136 millones de euros y obtuvo más de 10 millones como beneficios. En este mismo sentido y de acuerdo con la documentación depositada en el Registro Mercantil, esta institución cuenta con activos inmobiliarios valorados en 89 millones de euros que ahora pasarán a manos de Permira. 

El hasta ahora propietario, Laureate Education, controlado por KKR pero con un largo historial de gestión educativa en todo el mundo, se encuentra en un proceso de desinversión en Europa que le ha llevado a deshacerse de este organismo en nuestro país tras salir de Chipre, Italia, China, Alemania y Marruecos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING