Viernes, 13.12.2019 - 19:53 h
En una parcela de 38.000 metros cuadrados

Trinitario Casanova levantará un hotel en Valdebebas entre el Real Madrid y Barajas

El constructor apuesta por el norte de la capital con este proyecto, con acceso directo al aeropuerto, que incluirá además oficinas para alquilar.

Fotografía de Trinitario Casanova
Fotografía de Trinitario Casanova. / Archivo

Trinitario Casanova empezó vendiendo limones y terminó siendo el artífice de la compraventa del Edificio España, un emblema de la capital madrileña. Y sigue dando que hablar. Las miras de este empresario nacido en Orihuela están puestas ahora en Madrid Norte, el área residencial estrella de la capital, entre Valdebebas y la Operación Chamartín, donde pretende abrir un nuevo hotel para dar servicio al aeropuerto y a toda la zona. El Grupo Baraka que este empresario lidera ha confirmado a La Información que ese es el destino de una parcela de 38.000 metros cuadrados situados a un paso de la Ciudad Deportiva del Real Madrid y del acceso a la T4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Dentro del rompecabezas de Madrid Nuevo Norte, Valdebebas es un área residencial dividida entre los barrios de Timón (Barajas) y Valdefuentes (Hortaleza), en el norte de la capital. Con un área superior a los 10 millones de metros cuadrados, para el año 2019 están en desarrollo un total de 11.400 viviendas planificadas. La zona donde se ubicará el hotel es la llamada 'Valdebebas Fintech District', justo al sur de la pastilla comercial de Valdebebas que aún sigue sin comprador, pero con novios tan mediáticos como Tomás Olivo, que tiene un proyecto de centro comercial allí. 

Parque Forestal de Valdebebas
Parque Forestal de Valdebebas / Ayto. Madrid

El hotel estaría en el corazón de la nueva ciudad financiera de Madrid especialmente pensada como punto de encuentro entre las nuevas tecnologías y el sector de los negocios, con un total de 1,2 millones de metros cuadrados y un acceso directo al aeropuerto. Además del establecimiento hotelero Trinitario Casanova quiere dedicar el resto del suelo a la construcción de oficinas para su posterior alquiler. 

No es la primera operación que hace de este tipo, en cuanto a la compra de suelo terciario se refiere. A principio de 2018 cerró la adquisición de una parcela de uso logístico-industrial situada en el municipio de Sant Esteve Sesrovires, en Barcelona. Entonces, el empresario murciano, a través de Grupo Baraka, compró a Consum una parcela con más de 30.000 metros cuadrados, donde desarrollará una nave logística. En total, Baraka invertirá 15 millones de euros en ese proyecto.

Pero el origen del suelo que Trinitario Casanova quiere dedicar ahora a un hotel es distinto. Su adquisición data de 2016. Fue en la primavera de ese año cuando cuando compró Parque Empresarial El Olivar, sociedad de la familia Cort Lagos, propietaria de 114.000 metros cuadrados de terreno, repartidos en ocho parcelas residenciales y otra industrial y comercial. Y justo esta última es la parcela para uso hotelero y las oficinas que ahora tiene previsto levantar.

La residencia de ancianos VIP en La Moraleja

Pero el establecimiento, que aún no tiene fecha, no es el único proyecto dotacional que tiene por la zona. Como este medio adelantó en exclusiva, el empresario compró por cinco millones de euros casi dos hectáreas de terreno donde hoy se ubica la iglesia de las Esclavas de La Moraleja, en Alcobendas y colindante con Valdebebas, que pertenece a Madrid.

La Iglesia de La Moraleja objeto de la polémica.
La Iglesia de La Moraleja objeto de la polémica. / L.I.

En esta parcela, que tiene que mantener el uso religioso, Casanova construirá una residencia de alto standing para ancianos y la iglesia dará servicio a esta comunidad de nuevos residentes. En la zona, Orpea Residencias tiene una instalación en el Soto de La Moraleja y Ballesol tiene su residencia cinco estrellas en el distrito urbanizaciones de Alcobendas. Pero no hay ninguna en el corazón de La Moraleja, como estará el futuro el centro de Casanova.

Con su futura residencia de ancianos de alto nivel, que será construida en los terrenos que generosamente cedió el Conde de los Gaitanes, Juan de Ussía, a la congregación religiosa, Trinitario Casanova completa el último lado del triángulo de sus propiedades en La Moraleja, una de las zonas más señoriales de Madrid con permiso de La Finca. Su casa -construida en una parcela de 11.000 metros- está en Camino de la Fuente y la adquirió en 2018 por casi 13 millones euros. La central de sus oficinas está en la plaza de La Moraleja, en la calle Estafeta. Y ahora, acaba de cerrar la compra las casi dos hectáreas de la Iglesia del número 23 del Paseo Conde de los Gaitanes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING