Lunes, 06.04.2020 - 00:45 h
Un 29% más, hasta 10.260 millones

Rosneft presenta unos beneficios récord y tacha de "abuso" las sanciones de EEUU

La petrolera estatal rusa presenta su informe de resultados sin mención a las sanciones de EEUU sobre su filial Rosneft Trading.

Igor Sechin, presidente de Rosneft.
Igor Sechin, presidente de Rosneft. / L. I.

Rosneft, la mayor petrolera rusa, obtuvo un beneficio neto atribuido de 708.000 millones de rublos (10.260 millones de euros) en 2019, lo que supone un incremento del 29 % con respecto al ejercicio precedente, informa Efe. La compañía señaló que el aumento del beneficio neto se debe "dinámicas positivas" en el resultado operativo de la empresa y a la reducción de gastos financieros y de otros costes. El informe de resultados no hace mención alguna a las consecuencias económicas que tendrá para la compañía la sanción de EEUU a su filial suiza Rosneft Trading y a su directivo Didier Casimiro por su actividad en Venezuela.

No obstante, la compañía emitió una dura declaración paralela a raíz del anuncio estadounidense. "Las sanciones anunciadas por el Departamento del Tesoro de los EEUU. Contra la subsidiaria RTSA de Rosneft y su presidente son ilegales, injustificadas y un acto de abuso legal. Rosneft ha estado implementando sus proyectos en Venezuela en estricto cumplimiento de las normas de las leyes internacionales y nacionales. La compañía lleva a cabo actividades exclusivamente comerciales en beneficio de sus accionistas y no persigue objetivos políticos", asegura.

El año pasado, el grupo, controlado por el Estado ruso, facturó 8,7 billones de rublos (126.000 millones de euros), lo que representa un aumento del 5,3% en comparación con 2018. Los ingresos se vieron impulsados principalmente por unos mayores volúmenes vendidos (un 20,1% más) en un entorno en el que Rosneft sufrió una reducción del 6,2 % en el precio del crudo, explicó la compañía.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) de la petrolera ascendió en los doce meses de 2019 a 2,1 billones de rublos (30.431 millones de euros), un 1,2 % más. Esto se debió a unas mayores ventas en términos de volumen hacia el este (un 34,6 % más), así como "un control eficaz sobre los costes", indica Rosneft.

Durante los nueve primeros meses del año, Rosneft redujo un 22 % el flujo de caja libre, a 884.000 millones de rublos (12.810 millones de euros), a la vez que disminuyeron los gastos de capital en un 8,8 %, hasta 845.000 millones de rublos (12.245 millones de euros).

El presidente de Rosneft, Igor Sechin, señaló que en 2019 la petrolera operó bajo una serie de factores negativos e incertidumbres en el mercado, como las restricciones a la inyección de petróleo a la red rusa de oleoductos gestionada por Transneft o la regulación de los precios para productos petroleros a principios del ejercicio, que puso "más presión sobre los resultados financieros".

"La volatilidad de los precios del crudo en el mercado y las expectativas sobre la introducción de nuevos estándares de calidad para productos petroleros por parte de la Organización Marítima Internacional (OMI) en el cuarto trimestre se convirtieron en factores adicionales de incertidumbre", añadió Rosneft.

Asimismo, el acuerdo de reducción de la producción en el marco de la coalición OPEP + (los socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Rusia y otros nueve productores aliados) tuvo "un impacto adicional en los volúmenes de producción y el calendario de nuevos proyectos", señala la compañía, que, con 3,6 billones de rublos (52.170 millones de euros) en pagos de impuestos, sigue siendo el mayor contribuyente del Estado ruso.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING