Jueves, 19.09.2019 - 21:30 h
Las ventas se paralizan

Samuel y Telvina, compuestos y sin viaje: 900.000 mayores pendientes del Imserso

El recurso de una de las empresas adjudicatarias por su exclusión de un lote ha provocado un nuevo retraso en el proceso. 

Samuel y Telvina, compuestos y sin viaje
Samuel y Telvina, compuestos y sin viaje. / L.G.

Samuel y Telvina son dos jubilados asturianos que, como muchos otros, cada año analizan los viajes de Imserso como una opción de vacaciones baratas. Pero este año no podrá ser; al menos, no por ahora. Más de 900.000 pensionistas como ellos miran con recelo las cristaleras de las agencias en busca de unos anuncios para estos viajes que no acaban de llegar. "¿Aún no sabéis nada?", pregunta un jubilado en una agencia de viajes ubicada en Madrid. "De momento nada", responden desde la empresa, ante la que hacen cola los jubilados para hacerse con su plaza en uno de estos viajes. Por ello, Samuel y Telvina se han quedado "compuestos y sin viaje"... por ahora.

Y es que un recurso de última hora de una de las empresas adjudicatarias -Mundosenior, participada por Globalia y Barceló- por excluirle del proceso de uno de los lotes ha hecho saltar por los aires todas las previsiones de plazos alrededor de los tan ansiados viajes del Imserso. Las ventas que preveían empezar este mismo mes de septiembre no podrán realizarse y, por tanto, los viajes que empezarían a mediados de octubre tampoco, según confirman fuentes conocedoras a La Información.

Y no se queda ahí. La otra compañía adjudicataria, Mundiplan -en manos de Iberia, Alsa, Gowaii e IAG7 Viajes- aún tiene plazo para recurrir los lotes de los que no ha resultado adjudicataria, el de turismo de interior y el de islas. Por ello, según señalan fuentes del sector, la guerra de recursos está servida y podría alargarse retrasando aún más el descanso de los más de 900.000 beneficiarios que cada año viajan gracias a este programa. 

Los hoteleros ya se han puesto en pie de guerra y piden que, para solucionar este entuerto, se prorrogue durante un año más el actual programa para permitir que los mayores tengan sus vacaciones y ellos, sus establecimientos en funcionamiento durante la temporada baja. Pero desde el Ministerio de Turismo y desde el de Sanidad, los dos más involucrados en este programa, señalan que no habrá retrasos y confían en que todo se solucione en los próximos días. 

Las alternativas de los pensionistas

Mientras tanto, los pensionistas que viajan cada año ya están buscando sus soluciones a estos problemas. Así, algunos aprovecharán el mes de septiembre para ir a la playa antes de que llegue la temporada baja pese a no lograr precios tan competitivos como los que les ofrecería el Imserso. "Benidorm no nos lo van a quitar", dice entre risas María, una jubilada madrileña que cada año visita la localidad alicantina. "Nosotras fuimos a la agencia y nos dijeron que no se sabía todavía nada, le pedimos a la chica que nos buscase un viaje barato y nos vamos el día 16", continúa. 

Pero no solo los destinos tradicionales siguen en auge. Los jubilados españoles también aprovechan para descubrir nuevas ciudades más allá del sol y playa. "Nosotros estuvimos en Londres", dice Telvina, que muestra una fotografía de ese viaje y señala que aprovechó para visitar a su nieta que vive allí. 

Telvina en su viaje a Londres.
Telvina en su viaje a Londres. / L.G.

Precisamente en el aumento del número de destinos y en la modernización de los pliegos trabajan tanto el sector público como el privado. Los nuevos jubilados y beneficiarios del plan de viajes del Imserso ya no son como hace más de 30 años, cuando se daban los primeros pasos de este proyecto de la mano de Felipe González con el fin de "hacer país".

Por ello, desde el Ministerio de Turismo señalan que se contempla de cara a la próxima prórroga, es decir, a partir de 2021, una modernización de estos pliegos. "Queremos trabajar con los hoteleros de cara a los dos próximos años que habría que adjudicar con una mejora con respecto a las condiciones del programa", confirman. 

Precios bajos, ingresos mínimos para los hoteles

Tomando como referencia los precios de la última convocatoria, estos  van desde los 93 euros, por el paquete más barato, a los 377 por el más caro e incluyen alojamiento en pensión completa y, en algunos casos, también el transporte, según indicaba entonces el Programa de Turismo Social del Imserso. Pero estos precios bajos para los mayores que disfrutan del viaje también se traducen en ingresos muy reducidos para los hoteles y esta es una de sus principales reivindicaciones. 

Muchos de los profesionales del sector, sobre todo aquellos propietarios de los establecimientos más pequeños, se quejan de la "miseria" que les paga el Estado por formar parte de este programa, apenas 22,5 euros por persona y día -incluida la pensión completa-, independientemente de la categoría del alojamiento. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, quitaba peso a este problema hace apenas unos días cuando señalaba que "el Imserso es un programa social, ellos lo entienden, no es un programa que cubra la pérdida de rentabilidad de otros destinos", decía en relación a la caída de contrataciones en los lugares de veraneo tradicionales. 

Samuel, Telvina y los más de 900.000 jubilados que cada año aprovechan este programa del Ministerio de Sanidad para viajar tendrán que esperar a ver si la guerra de recursos que desde el sector anuncian que se avecina les da una tregua y pueden coger su maleta e iniciar las vacaciones. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios