Sábado, 25.05.2019 - 09:54 h
Entrevista a Ryan Kelly, director de marketing de Virgin Hyperloop One

“Pedro Duque es fantástico para Virgin porque habla el lenguaje del ingeniero"

Virgin Hyperloop supedita su centro de pruebas a lograr el capital público-privado de 430 millones, entre ellos 126 millones en dinero público.

Ryan Kelly, director de Marketing de Virgin Hyperloop One.
Ryan Kelly, director de Marketing de Virgin Hyperloop One. / Virgin

“Fue nuestra primera elección”. Son las palabras de Ryan Kelly, responsable de Marketing de Virgin Hyperloop One. España se convirtió en la primera opción para construir el centro de pruebas y experimentación de su tecnología Hyperloop en Europa tras la negociación con países del continente como Alemania, Reino Unido y Holanda. "Hablamos con ellos, con la Comisión Europea y España era nuestra primera elección", apostilla. En sus conversaciones con el Ejecutivo español, la presencia del ministro de Innovación, Pedro Duque, ha sido aplaudida por la compañía. "Tener a alguien así es realmente fantástico para nosotros; realmente habla el lenguaje del ingeniero", afirma.

La clave para la elección de España, según él: las 9.000 empresas en el sector de transporte y logística, el clúster aeroespacial de Andalucía y los 20.000 empleados en I+D de la comunidad. “Queremos estar seguros de traer empleos a la región, pero necesitamos que haya un grupo de personas que puedan ser contratadas”, explica el directivo en una entrevista con La Información en su primera visita a España.

Pero hay otra clave fundamental: el capital público que las diferentes empresas dependientes del Gobierno pondrían encima de la mesa. En total, 126 millones de euros. Según confirman desde la empresa, las conversaciones con CDTI se muestran avanzadas, mientras que todo está en una fase más embrionaria con el Instituto de Crédito Oficial (CDTI). ¿Estaría en riesgo el proyecto? “Nosotros obviamente tenemos que completar el proceso para conseguir esos fondos y estar seguros de que los tenemos; lo que estamos construyendo depende de esa asociación público-privada”, apunta. Es decir, supedita claramente su construcción a lograr la financiación pública en España.

¿Cómo esquivar los problemas en la UE?

El equipo de Virgin trabaja, según precisa Kelly, junto con el Ministerio de Innovación y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) la consecución de esos 126 millones de euros en forma de “préstamos y subvenciones”. ¿Y en Europa? “Estamos también teniendo conversaciones de alto nivel en la Unión Europea; nos sentimos confiados en que podremos conseguirlo”, apunta. No plantean fechas concretas para lograr el dinero.

Pero, ¿cómo evitar problemas como los surgidos con el fallido anillo ferroviario de Antequera en el pasado, que obligó a Adif a devolver 140 millones en anticipos al Estado? “Adif más que nadie conoce estos problemas de financiación en el pasado, por lo que Adif y nuestros propios expertos se están asegurando de que cualquier acuerdo de financiación cumpla con las reglas”, precisa.

En este sentido, el directivo recuerda que las dificultades encontradas con el anillo ferroviario se centraban en la competencia: había otros operadores y ese dinero público para Adif podía ser una ventaja. “Pero somos la única compañía que de hecho construyó un sistema de transporte Hyperloop”, defiende. “No vamos a caer en el mismo lugar, dado que hemos estado hablando muy de cerca con la Comisión Europea para asegurarnos de que estas cosas no vuelvan a suceder”, apostilla.

Plazo para contratar: en 2019… si no hay retrasos

A partir de asegurarse la financiación han de arrancar los trabajos de adecuación de las instalaciones, que serían afrontados por la propia Adif, como adelantó este medio. En definitiva, las primeras contrataciones en el centro de pruebas se iniciarían, si todo va como esperan, en la última parte de 2019. En total: entre 200 y 300 personas durante los próximos 10 años. ¿Y el empleo indirecto? Se niega a facilitar cifras, aunque insiste en que la inversión pública se multiplicará “por 10 o 20” gracias a los beneficios socioeconómicos de este proyecto a largo plazo.

Virgin tiene previsto tener listas todas las obras de adecuación del centro de pruebas de su tecnología Hyperloop en Antequera (Málaga) en la última parte de 2019. Y será a partir de ahí cuando comience la contratación. El objetivo: contratar entre 200 y 300 personas durante los próximos 10 años.

El centro, que no echará mano de las antiguas vías del ‘AVE fantasma’ andaluz que une Antequera (Málaga) con Marchena (Sevilla) (“No somos un tren y por tanto no creo que necesitáramos una vía”) no tendrá pruebas de los trenes, sino que está centrado en empleos “de alta tecnología”. Trabajarán en la integración del ‘software’ en sus infraestructuras. “Estaríamos buscando probar sistemas de seguridad, controles, autonomía; y queremos que sea el centro para la regulación europea”, explica. Pese a que su sede principal se mantendrá en Los Ángeles (Estados Unidos), la europea se instalará en este centro.

Conversaciones “excelentes” con España

Mientras todo esto está sobre el papel, la compañía sigue manteniendo conversaciones con el Gobierno de España. Para Virgin, las negociaciones han sido “excelentes” y demuestran que en el lado de lo público están “entusiasmados” con el proyecto y con traer empleos a la región. “Tener al Ministro de Innovación [Pedro Duque] que es astronauta es realmente fantástico porque habla en el lenguaje de los ingenieros con nuestro responsable técnico o nuestro cofundador”, apunta Kelly.

Sus esfuerzos en estas negociaciones se han centrado en convencer al Ejecutivo de que iban en serio y que no son “una empresa de capital riesgo poco confiable”. El tiempo dará el resultado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios