Miércoles, 16.10.2019 - 22:28 h
Un recorte de 2.900 millones en su valor

Vodafone arma su nuevo plan estratégico tras el duro golpe por la guerra del fútbol

Los sindicatos esperan conocer los pilares de la hoja de ruta en enero. Descartan, por ahora, un paquete de despidos a corto plazo.

Coimbra quiere demostrar que se puede vivir sin fútbol en Vodafone
Coimbra prepara las bases para los próximos años en España. / EFE

Vodafone se sacude tras el golpe sufrido en España. Después de perder el segundo puesto en el mercado nacional y con las heridas por la guerra del fútbol aún abiertas, la compañía se ha lanzado a armar un nuevo plan estratégico. Un plan que busca un impulso a su digitalización y una simplificación de su estructura y de sus procesos. ¿Habrá despidos? Desde los sindicatos descartan salidas a corto plazo. Esperan contar con las claves de esta hoja de ruta a principios del próximo año.

El momento para la operadora británica es delicado. Su apuesta por no adquirir los derechos del fútbol para el próximo trienio y su batalla por tratar de mantener el tipo en un sector en plena guerra de tarifas le ha llevado a recortar de manera muy significativa sus previsiones económicas para los próximos trimestres. Un recorte que conllevó un tijeretazo de 2.900 millones en el valor de sus activos en España.

En este contexto, la empresa está trabajando en un nuevo reposicionamiento estratégico. En su cúpula, liderada por el consejero delegado, Antonio Coimbra, ya han tenido los primeros contactos con los sindicatos, según confirman a La Información fuentes de las diferentes organizaciones del comité de empresa. A éstas le han informado de la elaboración de este plan, que esperan concluya en el primer trimestre del año. Será entonces cuando les comuniquen las medidas a tomar.

Algunas medidas vinculadas a las nuevas líneas estratégicas ya se han ido tomando, como lo que entienden por la mejora de la competitividad de las ofertas. Es decir, las rebajas significativas de precios que tuvieron lugar en mayo (y en los últimos meses) para tratar de frenar la salida de clientes y tratar de hacerse un hueco en un mercado sin el fútbol como argumento comercial.

A este recorte en las tarifas hay que sumar otras dos medidas. Una es la aceleración de la transformación digital de la compañía y otra es la simplificación de los procesos y de su estructura para tratar de ganar velocidad, según confirman fuentes conocedoras del nuevo plan.

Sin despidos… por ahora

En este reposicionamiento, la compañía no ha planteado aún a los sindicatos ninguna medida laboral de reducción de plantilla, ya sea a través de un Expediente de Regulación de Empleo (el último tuvo lugar tras la adquisición de ONO en 2014 y supuso la salida de algo más de un millar de empleados) o de un plan de bajas incentivadas, como el que se pactó con UGT y STC (sin CCOO) el pasado mes de junio y que acarreó la desvinculación de 64 trabajadores. Hoy en el grupo hay 5.100 empleados (un 2,5% más).

Desde los sindicatos no esperan ninguna medida a corto plazo. Por parte de UGT, con mayoría en el comité de empresa del grupo, dejan la puerta abierta a la negociación de un posible recorte personal, pero como sucede también en Telefónica, con una condición imprescindible: que sean salidas pactadas y, por tanto, voluntarias. De hecho, la organización reclamó el pasado mes de junio una extensión del plan de prejubilaciones.

Una vida sin fútbol

Vodafone lanzó un órdago al mercado: quieren demostrar que se puede vivir sin los derechos del fútbol. Y, por ahora, la empresa va a sufrir lo peor de esta travesía en el desierto, con un recorte de ingresos y unos ahorros por no adquirir los partidos de La Liga y la Champions League que no se verán al menos hasta finales del próximo año.

“Esperamos que en los próximos trimestres los ingresos caigan en la línea del último trimestre; los costes se mantendrán ahí”, auguraba recientemente Antonio Coimbra. Ese ajuste en las ventas tiene que ver con los fuertes descuentos firmados durante estos últimos meses de locura, con hasta el 50% en la tarifa durante dos años. Desde la operadora están convencidos de que se recuperará el crecimiento en el Ebitda y en los ingresos a partir de su segundo trimestre fiscal del próximo año -entre junio y septiembre-.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios