Jueves, 25.04.2019 - 06:40 h
La compañía factura 900 millones

Eduardo Montes se queda solo en Wamos tras perder al nuevo CEO en dos meses

El ejecutivo decidió aceptar una oferta internacional y el pasado 19 de febrero ceso en el cargo de consejero delegado de la antigua Pullmantur.

Wamos Air
Eiroa descabeza Wamos tras salir de la firma solo dos meses después de llegar. / Wamos

Fernando Eiroa, ex CEO de Parques Reunidos, ha decidido salir de Wamos -el grupo turístico de Springwater encabezado por la propia aerolínea Wamos y Nautalia- solo dos meses y medio después de llegar como consejero delegado a la compañía. Un visto y no visto que ha vuelto a dejar la firma descabezada como ya ocurriese tras la salida de José Manuel Muriel, anterior CEO de la compañía, en 2016.

Eiroa llegó al cargo en la antigua Pullmantur Air el pasado 5 de diciembre junto con el ahora presidente Eduardo Montes, ex presidente de Siemens, y que llegaba a ocupar ese mismo cargo en la de Springwater. Pero poco le duró al ex CEO de Parques Reunidos el nuevo puesto. Según explica la propia firma, se trata de una salida voluntaria del ejecutivo para incorporarse a un nuevo proyecto internacional.

Por ello, será el propio Eduardo Montes el que, desde su cargo de presidente de la entidad, siga adelante con los diferentes procesos de la compañía y su crecimiento. "No habrá ningún vacío de poder", señalan desde la firma, pero lo cierto es que, por ahora, el puesto de consejero delegado está vacante. 

A su llegada al grupo turístico Eiroa señalaba el gran recorrido que había conseguido Wamos en solo unos años y ponía sobre la mesa sus intenciones en la compañía. "Nuestro actual posicionamiento nos va a permitir crecer con fuerza potenciando, además de las líneas de negocio actuales, los segmentos de receptivo y la gestión de espacios turísticos y duplicar, en definitiva, el tamaño actual en los próximos cuatro años". 

Pero no le ha dado tiempo y una "oferta internacional", según destacan desde Wamos, consiguió que el pasado 19 de febrero cesara en su cargo. Desde entonces, las decisiones de la compañía están en manos de su presidente, Eduardo Montes, que llegó con el compromiso de hacer que la compañía siguiese "creciendo a un ritmo constante con el objetivo de afianzar los resultados obtenidos, un mayor aprovechamiento de las economías de escala, el control de costes y el mantenimiento de la rentabilidad". 

Situación similar a la vivida antes de la llegada de Eiroa y Montes

La situación en la que queda ahora Wamos es muy similar a la que vivió entre 2016 y 2018. Fue en junio de 2016 cuando José Manuel Muriel, por aquel entonces CEO de la entidad, se iba tras haber reestructurado y saneado por completo los balances de la compañía. La tinta roja había abandonado las cuentas de la entidad tras año y medio de trabajo del ejecutivo, por lo que él mismo y Springwater llegaron a un acuerdo de salida. 

Desde entonces, el cargo estuvo vacante hasta la llegada de Fernando Eiroa. Fue más de dos años después, concretamente en octubre de 2018, cuando se anunció la llegada del sustituto de Muriel que ahora también se va de la firma. En el periodo intermedio, esta responsabilidad que ahora recaerá en Montes estuvo en manos de los dos directores generales, el de Nautalia, de Rafael García Garrido; y el de Wamos Air y Wamos Tours, Enrique Saiz. 

Los números de Wamos

El grupo turístico - integrado por Wamos Air, la touroperadora Wamos Tours, Wamos Circuitos y las agencias del área minorista Nautalia Viajes, Geo Star y Top Atlántico- cerró 2017, últimos datos disponibles, con una facturación de 900 millones de euros. Entonces tenían una previsión para 2018 de superar los 1.000 millones de euros en este concepto. A día de hoy se ha convertido en líder en el segmento de 'wet lease', es decir, en el alquiler de flota que incluye tanto el avión como su mantenimiento, su seguro y su tripulación.

La aerolínea, que opera principalmente vuelos de largo radio y comunica Madrid con el Caribe, cuenta con seis Boeing 747, los conocidos como 'Jumbo', uno de los aviones subsónicos más rápidos del mundo y una de las aeronaves más icónicas de la historia de la aviación, que pueden transportar hasta 660 pasajeros. Además, el resto de su flota está compuesta por otros cinco Airbus 330-200 con capacidad para hasta 300 viajeros. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios