Lunes, 09.12.2019 - 22:13 h
Llegó a estar valorada en 42.267 millones de euros

WeWork despedirá a 2.400 trabajadores en el mundo tras su fiasco económico

Se espera que este viernes se reúna la junta directiva de la empresa, con sede en Nueva York, para tratar los cambios que debe afrontar.

Wework dispara pérdidas en España
Wework anuncia un recorte de plantilla a escala global. /L.I.

Se esperaban más despidos, hasta 6.000, pero no ha soprendido a nadie en la industria que la firma estadounidense de espacios de trabajo compartidos WeWork haya hecho público que despedirá a 2.400 trabajadores en todo el mundo, en un intento por reducir sus costes y mejorar su eficiencia.

Según confirmó este jueves la compañía al canal económico CNBC, WeWork ya empezó a despedir a algunos empleados "hace semanas" en diferentes regiones y que "recibirán indemnización, beneficios y otras formas de asistencia para ayudarles en esta transición en su carrera".

Se espera que este viernes se reúna la junta directiva de la empresa, con sede en Nueva York, para tratar los cambios que debe afrontar, como adelantó su presidente, Marcelo Claure, en una nota interna divulgada entre la plantilla donde mencionaba "eliminaciones de trabajo necesarias".

Una valoración 'hinchada'

The New York Times publicó el pasado domingo una cifra mayor de afectados, 4.000 empleados, tras semanas de especulación por la debacle financiera de la compañía, que llegó a estar valorada en unos 47.000 millones de dólares (42.267 millones de euros).

En septiembre pasado, la valoración de WeWork cayó por debajo de los 20.000 millones de dólares (17.986 millones de euros) antes de que retirara su solicitud de salida a bolsa en Wall Street, en medio de dudas sobre su gestión de negocio y su estructura de liderazgo.

De acuerdo a documentos de la compañía, que tiene el nombre de The We Co., tuvo unas pérdidas netas de 1.900 millones de dólares en 2018 y en la primera mitad de este año la cifra neta negativa llegó a 900 millones de dólares. A finales de septiembre, su cofundador, Adam Neumann, se retiró como consejero delegado en medio de las críticas de los inversores sobre la tasación de la compañía y sobre su liderazgo e imagen pública. En su salida de la empresa, se embolsó 1.700 millones de dólares.

El grupo japonés Softbank anunció un acuerdo el mes pasado por el que ofrecería "significativa financiación" a WeWork, unos 8.000 millones de dólares (7.194 millones de euros), y pasaría a ser dueño del cerca del 80% del capital.

WeWork ya había recibido anteriormente una financiación de unos 10.000 millones de dólares (8.993 millones de euros) de parte del fondo Vision Fund, que tiene entre sus principales financiadores a Softbank y fondos soberanos de Arabia Saudí.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING