Lunes, 24.09.2018 - 16:06 h
El final del que fuera gigante de internet en España

Yahoo pasa por caja: devuelve más de 1,3 millones de ayudas tras las inspecciones

Reintegra 900.000 euros al Ministerio de Ciencia y 422.000 a la Comisión Europea. Provisionó más de 4 millones de euros entre 2015 y 2016.

Yahoo fue vendida a Verizon hace dos años.
Yahoo fue vendida a Verizon hace dos años. / EFE

A Yahoo se le está atragantando su final en España. El que fuera uno de los gigantes tecnológicos de Silicon Valley ha tenido que pasar por caja tras diversas investigaciones por el uso de las ayudas públicas europeas y españolas. En el último año ha devuelto 1,3 millones procedentes de diferentes subvenciones inspeccionadas. Lo hizo cuando su actividad en el país se mantuvo bajo mínimos.

En un primer momento, la filial española, Yahoo Iberia, pagó 901.000 euros procedentes del programa de subvenciones Torres Quevedo, del Ministerio de Ciencia e Innovación en España. Se trata de ayudas con una duración de tres años para la contratación de personal de I+D para empresa y que se otorgan por cada uno de los empleados que se incorporan a la compañía.

No es el único pago. Tras el cierre de 2017, la filial recibió otra notificación por parte de la Comisión Europea, para hacer frente al pago de 422.000 euros. ¿A qué se refiere? Se trata de la devolución de la subvención recibida del 7º Programa Marco de la institución comunitaria aprobado en 2006 y que contó inicialmente con un presupuesto de 50.000 millones para todo el continente. Para ese destino, en 2015, tras la revisión de los gastos subvencionados por parte de la Oficina Antifraude Europea (OLAF), provisionó 959.000 euros, a los que sumó al año siguiente 198.000 euros por intereses vinculados a esta operación.

Estos son sus dos primeros pagos. Pero no serán seguramente los únicos. La empresa provisionó mucho más. En 2016 reservaron casi 3,2 millones de euros más para “cubrir posibles responsabilidades asociadas con subvenciones públicas del Ministerio de Ciencia al empleo de postgraduados”.

Todos estos abonos se suman a la inspección que Hacienda realizó sobre el Impuesto de Sociedades pagado por la filial española entre 2010 y 2011 y del IVA del año 2011 y que acabó en el pago de casi 2,5 millones de euros.

Sin empleados y (casi) sin actividad

El contexto en el que se producen estas devoluciones es el de una compañía de salida. La filial decidió el “cierre ordenado” de la filial en el año 2016. Están aguardando a “haber cumplido con las obligaciones en España”. A principios de 2017 recolocaron en una “empresa relacionada” al único trabajador que quedaba en la sociedad -despidieron a los 10 empleados de la plantilla con indemnizaciones por valor de 1,1 millones de euros y abonaron 431.000 euros por el cese del arrendamiento de su oficina en la calle María de Molina de Madrid-.

La filial ingresó apenas 221.000 euros por la publicidad, lo que supone una cuarta parte de su ya mermado negocio del año 2016. El desplome ha sido enorme desde que en 2014 ingresara 16,9 millones. ¿La razón? La falta de actividad de la sociedad, pues desde el año 2015 el grupo televisivo Atresmedia se encarga de la gestión de buena parte de la publicidad (programática, ‘banners’ tradicionales y publicidad ‘nativa’) en todos los sitios de Yahoo.

Desde noviembre del año pasado esa actividad de intermediación y venta de la publicidad digital la asumió Oath, la empresa resultante de la fusión entre la propia Yahoo y AOL. Se encargará el equipo de AOL, ‘heredero’ en buena parte del de Microsoft.

Un nuevo frente por ‘espiar’ los correos

Yahoo fue sancionada por la SEC estadounidense con 35 millones de dólares por cómo informaron sobre el agujero de seguridad sufrido por la compañía en el que los hackers lograron robar información personal de más de 500 millones de cuentas.

Ese fue un frente que hizo incluso poner en peligro la venta de los activos de internet de Yahoo (al margen de las acciones con las que contaba en el gigante chino Alibaba) a Verizon. Ahora tiene otro. El diario económico The Wall Street Journal publicó este martes que la compañía ha estado ofreciendo a sus anunciantes un servicio que analiza los 200 millones de cuentas de email, una práctica que ha sido muy criticada.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios