Jueves, 05.12.2019 - 18:17 h
¿Quinto operador?

Zegona baraja lanzar Virgin en Euskaltel con la presión de sus fuertes pérdidas

Los británicos sufren minusvalías latentes de más del 17% en sus acciones de la operador vasca, que vuelve a perder clientes tras varios trimestres.

Euskaltel caída en bolsa

Compró a 9,5 euros y hoy cotizan a 7,85 euros... dos años después. El fondo de inversión británico Zegona sufre importantes pérdidas latentes en las acciones que hoy ostenta en Euskaltel. Ante la retirada de Kutxabank, el máximo accionista de la operadora vasca deshoja la margarita del lanzamiento de Virgin en toda España con la fuerte presión del mercado y una nueva caída en clientes en el verano como telón de fondo.

Zegona ya está sola ante el peligro. En su batalla por el poder en la cúpula de la operadora del norte, otrora uno de los grandes bastiones del nacionalismo vasco, logró la victoria. Hoy cuenta con más del 21% de las acciones. Y Kutxabank ha levantado la bandera blanca. "Ha dejado de tener influencia significativa en la empresa", admitía la entidad financiera en su informe semestral recientemente presentado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Tras esta victoria, ha colocado a su apuesta (el exCEO de Jazztel, José Miguel García) como consejero delegado y ha recortado personal en una criba que ha puesto en alerta a los sindicatos. Pero ha llegado el momento clave de una posible estrategia nacional que maximice el valor de unos activos que siguen dando pérdidas, aun en un contexto de ligera recuperación.

Bajo el agua y en lucha contra el resto

En 2017, Zegona logró vender una de sus inversiones, la asturiana Telecable, a Euskaltel. Y buena parte del pago se hizo en acciones de la operadora vasca. El precio: 9,50 euros. Hoy su valor está un 16% por debajo de ese nivel, incluso con una subida significativa desde los mínimos de los últimos cinco años marcados a finales del año pasado. En caso de que alguno de los competidores o fondos de inversión sacaran la chequera para hacerse con la compañía con una generosa prima de más del 20% su ganancia neta en esta inversión tras un fuerte desgaste y una pelea accionarial de más de dos años sería muy reducida.

Esa es su realidad. Y el telón de fondo en el terreno comercial no es especialmente favorable. En un contexto de fuerte competencia, con una fuerte agresividad del resto de operadores en precio, la operadora volvió a perder líneas en portabilidad en agosto tanto en líneas fijas (-3.500) como en móviles (-2.800), según las cifras de mercado que deben ser confirmadas por la CNMC. Regresó así a la tendencia negativa que se había vivido desde principios de este año hacia atrás. Algunos de los directivos de la teleco lo achacan al ataque del resto de jugadores en sus mercados de origen, en el norte de España, como reacción ante su primer intento de tirar los precios con una agresiva oferta.

Es en este momento en el que la operadora baraja cuándo lanzar Virgin a nivel nacional, para convertirlo en el quinto operador. Varias fuentes del mercado dan prácticamente por hecho el lanzamiento, aunque la duda reside en cuál será el momento elegido y, sobre todo, cuáles serán sus armas comerciales. El fuerte endeudamiento de Euskaltel, con uno de los ratios respecto al Ebitda más altos del sector, se convertirá, según las mismas fuentes, en un freno.

Zegona se la juega

Zegona se juega mucho en este envite. No en vano, Euskaltel es el único activo que tienen en su cartera y del buen resultado de esta inversión dependerá su capacidad futura para levantar más capital para otras apuestas en el mercado de las telecos. En el último informe anual presentado al regulador británico, el fondo advertía: "Revisamos regularmente los retornos ajustados al riesgo de la inversión de Euskaltel y consideramos si es apropiado retener la propiedad". En este sentido, reconoce el riesgo evidente de "fluctuaciones" de las acciones marcados no sólo por el desempeño operativo de la operadora sino por el "sentimiento general sobre la industria de telecomunicaciones, las economías española y europea o los mercados de capitales".

¿Quiénes se la están jugando con la compañía vasca? Los cinco grandes accionistas que tienen la mayoría accionarial de Zegona son las gestoras de fondos Marwyn (18,95%), Artemis Investment (16,31%), Invesco (12,99%), Canaccord Genuity (9,48%) y Fidelity (8,87%).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING