Espera un aumento de la demanda

Zima se lanza al hidrógeno 'verde' y los biocombustibles en plena recuperación

Ha presentado cuatro proyectos para el Next Generation centrados en los nuevos combustibles ecológicos y la puesta en marcha de barcos autónomos (drones) para vigilar la calidad de las aguas.

Miguel Zorita
Zima se lanza al hidrógeno 'verde' y los biocombustibles en plena recuperación.
EFE

El grupo de ingeniería y servicios industriales Zima apuesta por ampliar sus áreas de negocio con nuevos desarrollos en materia de medio ambiente e hidrógeno 'verde' para abarcar la subida de la demanda que se avecina cuando la crisis sanitaria permita que la economía se recupere. Su presidente, Miguel Zorita, admite que quedan todavía meses muy duros y complicados, después de un año que ha sido difícil para todos los segmentos industriales en los que se desarrolla su actividad, pero confía en que el impulso de los fondos europeos “bien gastados” y las nuevas necesidades de las empresas reactiven el mercado con fuerza.

Zima ha mantenido la actividad en todas sus áreas de negocio (ingeniería, construcciones industriales, montajes eléctricos, mantenimientos, robótica, IT, etc.) salvo en el sector siderúrgico, donde la crisis del automóvil ha provocado una caída general del 40% y eso se ha reflejado en la actividad de las empresas vinculadas a ese segmento. “El año ha ido razonablemente bien: todo lo que hemos ganado en nuestras principales actividades compensa la caída de la siderurgia” explica Zorita, que ha logrado cerrar el ejercicio con 140 millones de facturación (frente a los casi 180 del ejercicio anterior) y no ha tenido que hacer ajustes en su plantilla. Su estrategia pasa ahora por realizar una buena gestión de la caja para contener costes, pero sin ERE ni despidos de personal fijo, porque “aquí todo el mundo sigue cobrando”, señala el presidente.

Las miras están puestas ahora en la carga de trabajo que puede venir a partir de todas las áreas de negocio que se centran en desarrollos medioambientales y combustibles 'verdes', sin dejar de atender a su negocio básico de IT, mantenimiento industrial y montajes eléctricos, en los que “no se ha parado”. En negocios como el naval, por ejemplo, tanto en España -están electrificando las corbetas de Navantia- como en el resto de los astilleros de Europa los contratos van al alza.

La estrategia de la empresa pasa por ganar tamaño a nivel europeo, tanto para abarcar grandes proyectos derivados de los fondos europeos y de las necesidades de una demanda de servicios industriales que ha estado dormida, como por la menor capacidad que pueda haber en el mercado por todas las empresas del sector que -“lamentablemente”- se han quedado en el camino. “Se va a levantar el merado de repente, y vamos a tener que producir mucho”, vaticina Zorita. En ese proceso, el presidente de la entidad no descarta llegar a acuerdos de integración con otros actores europeos del sector de cara a ganar tamaño y capacidad. 

Tres líneas de negocio ‘verde’

En esa carrera por los nuevos nichos de negocio del hidrógeno ‘verde’ y el medioambiente, desde Zima llevan tiempo cerrando alianzas estratégicas con líderes europeos, sobre todo alemanas, que les aporten soluciones tecnológicas  testadas y seguras para las empresas. Por el momento, se han identificado tres líneas de actividad en las que cuentan ya con procesos abiertos. La primera de ella se centra en el tratamiento de residuos y lodos , a partir de los cuales se pueden conseguir biocombustibles, para lo que cuentan con el apoyo de la alemana Terranova. 

En segundo lugar, también están centrados en la reducción de las emisiones de CO2 de algunas empresas de uso intensivo de energía, como es el caso de las cementeras, para lo que se han unido a otra empresa germana experta en los combustibles de calderas. Y  por último, están desarrollando la generación de hidrógeno a partir de procesos de electrolisis, tanto a baja temperatura, para grandes plantas renovables, como a alta temperatura, sacando hidrógeno del vapor de agua que generan muchas industrias, y que es más apto y rentable para empresas de menor tamaño. En este último caso también cuentan con el apoyo del líder europeo en electrolizadores, que ya ha probado ambas opciones con éxito.  

En todo ese proceso de renovación del portfolio de productos y nichos de negocio, desde Zima ya se han elevado hasta cuatro proyectos susceptibles de ser financiados con los fondos de la UE: dos de generación de hidrógeno para acerías, uno centrado en la biomasa y  un último proyecto innovador que contempla la creación y gestión de barcos autónomos, a modo de 'drones' acuáticos, que se alimentan también con hidrógeno y son útiles en el análisis y la vigilancia de la calidad de las aguas. Miguel Zorita confía en que se pueda hacer un uso eficaz de las ayudas europeas para la recuperación de la economía, de modo que se utilicen siempre para actividades productivas de las que se pueda obtener un retorno, y no para cubrir políticas de gasto. 

Mostrar comentarios