En Guipúzcoa

Carmen, de Lezo, un caserío donde poder comer como un vasco auténtico

En lo alto del monte con vistas sobre la bahía de Pasajes, se encuentra este caserío al que acuden parroquianos desde San Sebastián y Fuenterrabía.

Una ensalada que puedes disfrutar en este local.
Una ensalada que puedes disfrutar en este local.

En Guipúzcoa y en Vizcaya comer es una religión, una forma de vivir, una forma de entender la razón por la que uno se encuentra en este mundo. Las raciones no tienen medida, al menos para alguien que sube desde la meseta. Todo es poco y uno puede contemplar asombrado como un vecino de la zona, puede dar buena cuenta de tantos platos que podemos llegar a perder la cuenta. Las sidrerías, locales tradicionales en los que además de discutir sobre si el origen de esta bebida: Es vasco o asturiano, se venera a la txuleta y la tortilla de bacalao. Los Caseríos como Carmen en Lezo ocultan en el monte esa cocina en la que comer es una fiesta.

Lezo es un pequeño municipio más conocido por los hijos ilustres que ha dado que por el propio pueblo en sí. Se encuentra a la orilla del río Oyarzun enclavado entre el monte Jaizquíbel, el puerto de Pasajes, y el alto de Gaintxurizketa. Hasta el mismo Victor Hugo quedó fascinado contemplando las casas heráldicas y los blasones de las fachadas de este pequeño pueblo de calles empedradas. Sus característicos ventanales de madera y enrejados de los que cuelgan macetas y tiestos con geranios y hortensias, le dan un colorido único a uno de los pueblos más desconocidos de la provincia.

Allí en lo alto del monte con vistas sobre la bahía de Pasajes, se encuentra este caserío al que acuden parroquianos desde San Sebastián y desde Fuenterrabía para disfrutar de su generosa y rica cocina. Kike Lacarra es un cocinero que tras haber pasado por restaurantes tan señalados como el 33 de Tudela, uno de las mejores establecimientos en lo que a elaboración de verduras se refiere de toda España, ofrece aquí su mejor versión. Kike muestra a diario ese dominio adquirido de las verduras en platos como las alcachofas fritas con foie fresco o el crepe de verduras, setas y gambas; ambos notables.

La penca de acelga, un producto que puede parecer anodino, Lacarra la rellena de hongos e ibérico para realzar al máximo este plato. Pescados que adquieren a diario en la lonja de Pasajes, alcanzan un gran nivel recetas como el bacalao relleno de brandada con kokotxas al pil-pil y la merluza rellena de txangurro con salsa americana. Pero uno de los secretos mejor guardados de este restaurante, son sus diferentes menús. A precios sin competencia, se puede recorrer los principales platos de la carta. Ensalada de tomate (sobresaliente), pochas sólo correctas. Buen cogote de merluza y manitas de cerdo. El taco de buey de buen tamaño y en su punto. A los postres, buena torrija con vainilla bourbon y tarta casera de queso. El ritmo del servicio se ve sobrepasado en horas puntas.

Caserío carmen

Calle Altamira, Herriondo Bailara, 1

http://carmenjatetxea.com/

Ahora en Portada 

Comentarios