Lugares imprescindibles

Los 7 bares míticos en Sanlúcar de Barrameda que no puedes dejar de ver

En Sanlúcar se inventó la manzanilla, y es tierra de vinos extraordinarios, de los mejores langostinos y tierra de guisos marineros con sustancia.

San Lúcar en verano es uno de los mejores sitios de la costa española.
San Lúcar en verano es uno de los mejores sitios de la costa española.

Sanlúcar ocupa un lugar privilegiado en la desembocadura del Guadalquivir, en la orilla contraria al Parque de Doñana. Si se dice que Cádiz tiene Duende, Sanlúcar de Barrameda guarda el olor y la magia incomparable que se desprende de sus múltiples bodegas. En Sanlúcar se inventó la manzanilla, y es tierra de vinos extraordinarios, lonja de los mejores langostinos y tierra de guisos marineros con mucha sustancia con los que se alimentaban los pescadores que en otra época salían a faenar. Sanlúcar son sus plazas sembradas de terrazas, sillas y sombrillas y gente en permanente

En Bajo Guía, frente a la playa: Casa Bigotes

Unas gambas que puedes degustar en Casa Bigotes.
Unas gambas que puedes degustar en Casa Bigotes.

No sólo es el bar más conocido de Sanlúcar, sino uno de los más afamados de esta zona de Andalucía. Su fama viene avalada por la calidad imbatible e invariable de la materia prima que sirven siempre. Más de sesenta años contemplan esta casa de comidas a la que acudía gente de la mar para apagar la sed tras la dura faena. Acabaron acompañando los vinos de tapas y pescaíto frito, de guisos de fondos profundos y hondos como los chocos con papa o la chucha a la palangrera.

Casa Juan Orozco

Esta Taberna ofrece dos ambientes. La barra siempre presta para unos langostinos de la zona o su inigualable ensalada de marisco acompañados de buen vino de la zona, mientras que en el comedor la fama precede a su plato estrella, los arroces magníficos que hablan por sí sólos de la casa.

Joselito Huerta

Es toda una institución en Sanlúcar. Una tasca típica sin muchas ínfulas, que centra su propuesta en una cocina bien hecha de la que salen platos de esencia popular, pero absolutamente magníficos entre los que destacan desde sus croquetas de pescado de muchísimo sabor a las típicas frituras y sus excelentes chipirones en su tinta.

La Lobera 

El rótulo hace referencia a su propietario, Paco Lobo, un hombre que ha hecho de la gastronomía en general y de la cocina en particular, su razón de ser. Una auténtica pasión que plasma en una cocina muy particular en la que destacan las distintas preparaciones de los diferentes cortes del buen atún de almadraba que se pesca en la zona.

En el centro: la Barbiana

La Babiana hace honor a ese aforismo de los grandes perfumes se guardan en frasco pequeño. Es un bar pequeño, de dimensiones muy reducidas, casi mínimas; pero que gracias a la terraza que instala en el exterior de apenas un puñado de mesas, amplía su capacidad. Por tanto siempre atestado para disfrutar de sus “papas aliñas” y excelentes guisos que elaboran para dar de comer a su fiel clientela.

Casa Balbino

Sanlúcar luce un buen número de bellas plazas. Probablemente en la más atractiva de todas ellas destaca Casa Balbino. El lugar al que se acude para probar una de las recetas más típicas de la zona, sus tortillitas de camarones resultan imbatibles y forman parte de cualquiera de las comandas que se ordenan en su espléndida barra.

Paco Secundino

Aunque uno no sea un fan irredento de las sopas, hay que quitarse el sombrero ante la excelente sopa de marisco con galeras que hacen aquí. Merecen también mucho la pena los arroces y los guisos marineros así como los pescados a la plancha.

Ahora en Portada 

Comentarios