Martes, 16.10.2018 - 06:21 h
Mediterráneo 

España ya es el país que más inmigrantes recibe por mar este año y supera a Italia

Han llegado 18.016 personas, una cifra que Marlaska tilda de "previsible" y que ya comenzó a crecer exponencialmente desde 2016.

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska
El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska / EFe

España es ya el país que más inmigrantes recibe por mar y supera a Italia, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que cifran en 18.016 el número de llegadas frente a las 17.827 en Italia en lo que va de año. El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, resta sensacionalismo y califica de "previsibles" estas cifras. "Las previsiones de aumento ya existían", ha declarado el ministro en Radio Nacional, y es que el incremento anual de las llegadas de migrantes a costas españolas lleva aumentando exponencialmente ya desde 2016. 

A finales de 2016 llegaron más de 8.100 personas a España, y en 2017 la cifra superó las 22.000. ¿Una solución? Cooperación y programas de ayuda al desarrollo en los países de tránsito y origen. Y más cooperación, pero entre los países de la Unión Europea: "la política migratoria es una política europea y requiere soluciones europeas. Son las fronteras exteriores de Europa", ha insistido. Ha defendido que la problemática de la inmigración se trata de "un tema estructural, de derechos humanos". "Estas personas huyen, vienen jugándose la vida", añade el ministro, negando "efectos llamada", y pide "solidaridad, intervención en parámetros de ayuda al desarrollo". 

Reflexiones que llegan tras los titulares e imágenes del rescate de la ONG española Open Arms en el Mediterráneo Central, frente a las costas libias, que muestran a una mujer con vida junto a los cadáveres de otra mujer y un bebé y que, según la organización, habrían sido abandonados por la Guardia Costera libia entre los restos de la barcaza en la que trataban a llegar a Europa. Más contexto, desde Italia, el ministro del Interior, Matteo Salvini, ha criticado a la ONG acusándola de mentir, pese al vídeo difundido de lo ocurrido, y se atrinchera en su política de puertos cerrados.

Ahora, tras las estadísticas de la OIM, el hombre fuerte de Italia debe sentirse orgulloso. Italia ya ha recibido menos migrantes que España. "Sí tiene incidencia el cierre del Mediterráneo Central, de Italia", ha reconocido Marlaska, quien ha evitado criticar a su homólogo italiano. No apunta, sin embargo, a que este sea el motivo principal del aumento de las llegadas a España e insiste en la tendencia de los últimos años. Efectivamente, España es el país que más migrantes ha recibido, con 18.016 llegadas contabilizadas hasta el 15 de julio por la OIM, casi el triple que las llegadas de 2017. Le sigue Italia, con 17.827 llegadas, lo que supone casi un 80 por ciento menos que las 93.237 que ya se habían contabilizado en estas fechas hace un año.

También en materia de fronteras, el Gobierno estudia la retirada de las concertinas en la frontera sur con Marruecos, en las vallas de Ceuta y Mellila. En este asunto, para el que no ha dado una fecha, ha subrayado que hay que garantizar el mismo nivel de seguridad sin este sistema y que tiene que convenirse también con Marruecos.

Sobre el traslado presos etarras

En cuanto al traslado de presos etarras, Marlaska defiende la aplicación estricta de la ley, que garantiza un proceso individualizado en el que se analicen las circunstancias personales de cada preso. El titular de Interior ha defendido la transparencia con la que, ha dicho, está actuando el Gobierno, y ha señalado que todavía no se ha producido ninguna junta de tratamiento para proceder a los traslados. Todavía no da fechas y tampoco habla de inminencia, "llevamos hablando de este tema un mes y todavía no se ha hecho un traslado", ha señalado. 

Además, remarca que los "traslados no son beneficios penitenciarios", sino que corresponden a un proceso de normalidad jurídica. "La política de dispersión era una política antiterrorista que tuvo mucho éxito para acabar con ETA pero no era una política penitenciaria", ha insistido Marlaska, unas declaraciones en la línea del resto de miembros del Gobierno, que desmienten que este proceso vaya a poner a las víctimas  en peligro. 

Ahora en Portada 

Comentarios