10 soluciones para alcanzar los objetivos de lucha contra el cambio climático

Acabar con el cambio climático y cumplir con los objetivos de reducción de emisiones de CO2 es posible. Pero los gobiernos de todo el mundo necesitarán 'ponerse las pilas' y acelerar la implantación de medidas y reformas si quieren cumplir con las cuotas previstas para dentro de 15 años, ha argumentado el Comisión Global sobre Economía y el Clima.

Según un informe hecho público este martes, los gobiernos de todo el mundo deberían implementar medidas en diez áreas diferentes si quieren lograr sus objetivos. La organización, que encabezan personalidades políticas como el expresidente mexicano Felipe Calderon, propone así 10 medidas que prometen acabar con un 96% de la brecha que existe entre los objetivos impuestos y el lugar donde nos encontramos actualmente.

Los objetivos establecidos quieren evitar que suban demasiado las temperaturas, y el dato a alcanzar es mantener la subida por debajo de los 2ºC para el año 2030. Según el presidente de la Comisión, Felipe Calderón, "este informe nos muestra que un objetivo que hace tiempo pensabamos distante está al alcance de la mano. Podemos alcanzar la prosperidad global y asegurarnos un clima seguro juntos (...) Pero los gobiernos, ciudadaes, empersas e inversores necesitan trabajar de forma mucho más cercana y aprovechar los recientes adelantos si se quieren tomar las oportunidades.  No podemos dejar estas oportunidades escapar entre los dedos".

Estos son los 10 objetivos que se ha marcado desde el informe, claves, aseguran, si se quiere realizar un cambio en la lucha contra el cambio climático.

Acelerar el desarrollo bajo en emisiones de carbono en las ciudades. Según calcula el informe, para el año 2030, la mayor parte del mundo, un 60%, vivirá en ciudades. Un problema, ya que, a ciudades más grandes, mayores son las emisiones de CO2: entre un 71 y un 76% de las emisiones de gases invernaderos del planeta vienen de los centros urbanos.

Restaurar y proteger los paisajes agrícolas y aumentar la productividad agricultora. El informe apunta a que un cuarto de toda la tierra dedicada a la agricultura del planeta está degradada. Este daño a la tierra se produce especialmente en los países en vías de desarrolllo, y cada año, las malas prácticas en la agricultura eliminan 12 millones de hectáreas más.

Algo que se une a otro de las amenazas al planeta: la deforestación. Según calculan, 13 millones de hectáreas se pierden cada año por la tala de árboles. El estudio pone de ejemplo a Brasil, que desde 2005 ha conseguido ralentizar la deforestación en un 70%, a través de medidas como incentivos económicos y la aplicación de la ley. Países como China y Niger han comenzado a aplicar técnicas agríocolas como la agroforestería o la siembra directa, también con éxito.

Desde el grupo, no obstante, piden que se potencie la cooperación internacional para mejorar los datos actuales. Los retos más importantes, asegura, son las de aplicar la cooperación internacional para conseguir introducir incentivos económicos, monitorizar los proveedores y mejorar la transparencia en cadenas de suministro.

Invertir (por lo menos) un billón de dólares en energías limpias. Según el informe,

Mostrar comentarios