23-f. Oneto cree que el rey fue “imprudente” al desvelar su malestar con suárez en ambientes militares


El periodista José Oneto, que participó hoy en el Fórum Europa dedicado a rememorar el 30 aniversario del intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, opinó que el rey Juan Carlos fue “imprudente” al comentar sus desavenencias con el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, en “ambientes militares”.
En el desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, Oneto compartió mesa con el que fuera secretario general del PCE en el momento del golpe, Santiago Carrillo.
Oneto, que es autor del primer libro sobre lo sucedido con motivo del golpe, insistió en que quedan muchas lagunas y zonas oscuras que esclarecer sobre la trama golpista y sobre los que participaron desde los servicios secretos, el Ejército y la sociedad civil.
Aunque aseguró que la intervención del Rey fue “decisiva” para detener a los golpistas, se permitió citar dos “imprudencias” del Monarca: “Que entrara en el clima anti-Suárez” que imperaba en ese momento, y que, además, comentara sus desavenencias con el presidente del Ejecutivo en “ambientes militares”.
Entre esos aspectos que permanecen sin esclarecer, Oneto citó el papel jugado por el comandante Cortina y la sección de los servicios secretos que mandaba, la actuación del embajador norteamericano y de la CIA y la trama civil que respaldaba el golpe.
Habló también sobre la posibilidad de que parte de las 100 horas de grabación de las conversaciones telefónicas que se mantuvieron desde el Congreso durante la noche que duró el secuestro hayan sido borradas.
En cualquier caso, indicó que tal y como establece la doctrina del Tribunal Supremo, los documentos del proceso judicial y las pruebas que custodia sobre el 23-F sólo se podrán hacer públicas 25 años después de la muerte de todos los implicados o 50 años después del suceso. Es decir, que la documentación podrá ser consultada a partir del año 2031.

Mostrar comentarios