Jueves, 19.09.2019 - 10:10 h
Este fin de semana

Casi 3.000 efectivos de las FSE: el aporte de Marlaska para la seguridad del G7

El ministro del Interior en funciones rechaza que exista "improvisación" en el dispositivo de seguridad  que vigilará la cumbre de Biarritz (Francia)

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska, en visita oficial a San Sebastián. /H. Bilbao/Europa Press
El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska, en visita oficial a San Sebastián. /H. Bilbao/Europa Press

La inyección de España para la seguridad de la cumbre del G7 constará de casi 3.000 efectivos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (CyFSE). Así lo ha anunciado el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, quien ha asegurado que, en el dispositivo desplegado para la reunión del grupo de este fin de semana en Biarritz (Francia), no queda espacio para "ninguna improvisación" 

Marlaska ha destacado que los cuerpos policiales están "formados y preparados para prevenir hechos violentos que se producen en algunas cumbres", en alusión a movimientos como los 'Chalecos amarillos', radicales de izquierdas o anarquistas que en acontecimientos de este tipo "buscan tener su protagonismo", el cual, según ha dicho, "la sociedad acepta y admite siempre que sea pacífico".

En ese sentido, ha detallado que se han destinado 2.810 efectivos a este operativo, que se distribuyen en 1.878 de la Guardia Civil y 932 de la Policía Nacional y que se dedicarán a funciones de información, extranjería, control de fronteras y acciones conjuntas con Francia, especialmente.

Grande-Marlaska ha sido el encargado de presidir este jueves la constitución del Centro de Coordinación Operativo (CECOR), en la sede de la Subdelegación del Gobierno de Gipuzkoa, en San Sebastián, con motivo de la cumbre programada para los próximos días 24 y 26. En esta reunión han participado también la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, y los delegados del Gobierno en el País Vasco y Navarra, Jesús Loza y José Luis Arasti, respectivamente, así como el viceconsejero de Seguridad del Gobierno Vasco, Josu Zubiaga.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, el ministro del Interior en funciones ha explicado que hay "una labor de coordinación importante" para garantizar "la seguridad de la cumbre del G7 y el desarrollo pacífico de la contracumbre" con el objetivo de que "todas la sensibilidades sociales ejerciten sus derechos y sus libertades de una forma pacífica" porque "eso es la grandeza de los estados de derecho".

Grande-Marlaska ha recordado que Francia solicitó del Estado español hace unos meses la colaboración y cooperación para garantizar la seguridad de estos eventos y que se desarrollaran pacíficamente. "Hay una labor previa donde se han establecido los dispositivos necesarios para garantizar la seguridad ciudadana", ha insistido.

Coordinación con Ertzaintza y Policía Foral y Local 

Tras mostrar su agradecimiento a la labor de los diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en este operativo, el titular de Interior en funciones ha resaltado también la coordinación con la consejería vasca de Seguridad y la Ertzaintza, y la implicación de la policía foral y la local, en especial de la de Irun.

En cuanto al tráfico, ha recordado que este cumbre coincide con la operación 'Paso del Estrecho', en la que "habitualmente se mueven más de 3,5 millones de ciudadanos todos los años y más de 800.000 vehículos en tránsito". Tras destacar que se ha hecho un "trabajo importante" de la DGT y del ministerio para intentar evitar el paso por la frontera de Irun y que los conductores hagan "el sacrificio de cambiar de ruta", ha solicitado la colaboración de la ciudadanía.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios